Internet es refugio para hombres sexualmente frustrados

Santiago de Compostela (España). (EFE) La red Internet se ha convertido en un refugio para los hombres sexualmente frustrados que sufren el denominado síndrome de Peter Pan, advirtió el psicólogo clínico Antonio Bolinches, que participa en una reunión de expertos en sexología que concluye hoy en la ciudad española de Santiago de Compostela.

Bolinches, sexólogo experto en el estudio del citado síndrome relativo a hombres con inmadurez en sus relaciones sentimentales y sexuales, indicó a Efe que "afecta más o menos a casi el 50 por ciento de la población masculina educada en el modelo occidental" y alertó de la tentación que supone para ellos Internet.

"Peter Pan se refugiaba en el país de nunca jamás y ahora los jóvenes se refugian en la realidad virtual en la que pueden tener sexo, vivir una segunda vida; convertirse en quien quieran, excepto vivir la realidad", comentó Bolinches, que participa en el XI Congreso español de sexología y en el V Encuentro iberoamericano de profesionales de la sexología, que concluyen hoy en Compostela.

Consideró que ese síndrome es producto de la prevalencia de "una sociedad demasiado permisiva y hedonista, sin una cultura del esfuerzo" que hace que los jóvenes "tengan todo solo por pedirlo y no estén educados a relacionar esfuerzo con recompensa"; y también al cambio social de la mujer, que ha dejado de estar subordinada al hombre y ha generado que algunos varones se sientan "desorientados".

Añadió que aquellos que buscan sexo en Internet "se arriesgan a vivir siempre en la infancia, aunque tengan 40, 50 o 60 años" y a convertirse en "neuróticos" y en "capitanes Garfio", porque acaban siendo "verdugos de sus propios deseos" debido a su incapacidad a ponerlos en práctica, pese a sus ansias.

Otro de los expertos, el sexólogo Francisco Cabello, subrayó que en España y otros países occidentales el principal problema de los hombres es la disfunción eréctil y de las mujeres la falta de deseo de tener relaciones sexuales con su pareja.

"La prevalencia de enfermedades sexuales es muy alta. En España entre un 18 y un 22 por ciento de hombres con problemas de erección", dijo a Efe Cabello, y añadió que "el 28 por ciento de las mujeres tiene problemas de deseo".

Recordó que en los últimos años han aparecido fármacos para estimular la erección masculina, pero todavía no para incentivar el apetito sexual en las mujeres.

Subrayó, sin embargo, que "no podemos caer en el error de sobremedicar cuando no hace falta", porque "al igual que los ciclistas que se dopan para subir una cuesta", los fármacos tienen efectos secundarios para la salud.

Los españoles "en erección están un poco mejor" que otros países europeos, dijo, e insinuó que la dieta mediterránea pude influir en ello, pero señaló que en disfunción sexual femenina, las españolas están "a la cabeza de Europa", y apuntó que algunos expertos lo atribuyen a cuestiones de educación.

En ese sentido, la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (Fess), Miren Larrazábal, organizadora de ambas reuniones, indicó a Efe que España "a nivel legislativo es un país ciertamente progresista, pero a nivel evidencial y actitudinal todavía es muy sexista".

La información sexual de la población es a menudo "muy sesgada, basada en creencias, tabúes y prejuicios de una sociedad que, sin duda alguna, todavía tiene actitudes muy erectofóbicas".

"La mujer española, por la tradición machista de los países mediterráneos, no se atreve a mostrar todo su potencial erótico porque está castigado" socialmente que "sea sexualmente activa o que tenga iniciativa con los varones", dijo.

La coordinadora del transexualidad de la Federación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, Mar Cambrollé Jurado, indicó a Efe que "gran parte de la carga moral" de la deficiente educación sexual y la marginación de algunos colectivos recae en "las iglesias, sobre todo a sus jerarquías".

Cambrollé Jurado invitó también a la responsabilidad a aquellos medios de comunicación que recurren en exceso al "tratamiento frívolo de la transexualidad", asociándolo en ocasiones a "la farándula o la prostitución".

El congreso, que reúne a más de 400 científicos y expertos de varios países, adoptó un manifiesto a favor de la "despatologización de la transexualidad" advirtiendo que las personas en esa situación sufren un "estigma muy importante" que dificulta su integración.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes