México inaugura parque de energía eólica

LA VENTOSA, México (AP). México inauguró ayer jueves uno de los mayores proyectos de energía eólica del mundo en momentos en que el país busca energía alterna, en parte para compensar un declive en su producción de petróleo.

México intenta explotar su enorme potencial de energía del viento y solar después de depender casi exclusivamente del petróleo durante varias décadas. Al caer 9,2% la producción de crudo el año pasado, el país recurre ahora a empresas extranjeras, sobre todo españolas, para explotar su riqueza de energías renovables.

"Si no hacemos algo para evitar este problema del cambio climático, probablemente puede ser una, ya lo es, estoy seguro, de las mayores amenazas para la humanidad", dijo el presidente Felipe Calderón en la inauguración ante unos 1,000 habitantes de la zona, muchos de los cuales retenían sus sombreros vaqueros sobre sus cabezas mientras el viento soplaba con fuerza.

El nuevo parque eólico, con una inversión de 550 millones de dólares, fue ubicado en una región con tanto viento que la localidad principal se llama La Ventosa. El proyecto, denominado Central de Energía Eólica "Parques Ecológicos de México", se suma a otro reciente pero de menor capacidad en la misma zona del sureño estado de Oaxaca.

Las corrientes del viento soplan en el estrecho istmo entre el Golfo de México y el océano Pacífico con una velocidad de 25 a 36 kilómetros por hora (15 a 22 millas por hora), una fuerza casi ideal para mover turbinas. Las ráfagas, se sabe en la región, han llegado a volcar camiones con remolques.

La empresa energética española Acciona Energía dice que el parque, instalado en 2,500 hectáreas (6,180 acres), debe generar 250 megavatios con 167 turbinas, de las cuales 25 ya operan. El resto está programado para funcionar a finales del año, con lo que el parque eólico será el más grande en América Latina.

La planta producirá energía suficiente para una ciudad de 500,000 habitantes y reducirá las emisiones de monóxido de carbono en 600,000 toneladas métricas al año, de acuerdo con la compañía.

Esteban Morrás, de la junta directiva de Acciona, dijo que el proyecto podría significar un adelanto para México. "Este país tiene un gran potencial para el desarrollo eólico y debe aprovecharlo".

El parque es una empresa conjunta con Cemex Inc. y suministrará el 25% de las necesidades energéticas del consorcio cementero mexicano, lo cual cumple con el objetivo de la empresa de utilizar energías alternativas.

México espera acrecentar la capacidad de energía eólica, especialmente en La Ventosa, a unos 5,000 megavatios, o alrededor de 10 veces su producción actual generada con viento. En la actualidad, la energía eólica representa menos del 2% de la producción total de electricidad.

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, anunció que el gobierno planea una serie de parques eólicos para alcanzar en el 2012 la generación de 2,500 megavatios.

La intensidad del viento en varias zonas del país permite que las plantas en México estén entre las más eficientes en el mundo, dijo Kessel.

Pero el proyecto no ha sido bien recibido por los habitantes locales, quienes dicen que han visto escasos beneficios y no han recibido el pago suficiente por sus tierras.

Varios centenares de manifestantes, que portaban una cartel con la leyenda "No al proyecto", bloquearon un camino que comunica con el parque.

El alcalde de Juchitán, el municipio donde está La Ventosa, asistió a la ceremonia, pero solicitó más beneficios del proyecto para la comunidad local.

"Queremos ser parte de un proyecto que nos incluye no sólo como mano de obra barata sino como propietarios y socios", dijo Mariano Santana López.

Los inconformes afirman que empresas extranjeras construyeron las turbinas, alquilan las tierras, administran las granjas eólicas y producen la energía para compañías como la tienda departamental estadounidense Wal-Mart.

Según el grupo Asamblea por la Defensa de la Tierra, las inversiones en la energía eólica sólo beneficiarán a las empresas sin generar los empleos ni el progreso prometidos.

El grupo, de tendencia izquierdista, ha pedido a sus simpatizantes que defiendan la tierra "heredada de nuestros ancestros", y ha señalado que "las inversiones solamente benefician a los empresarios, toda la tecnología será importada ... y la energía no será para los habitantes locales, sino más bien para empresas como Wal-Mart".

Acciona, en cambio, afirma que la construcción del parque creó 850 empleos.

El gobierno mexicano, afectado por la mermada producción petrolera que en los próximos años podría ser insuficiente para satisfacer el consumo interno, considera necesario desarrollar los recursos de energía renovable, especialmente la eólica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes