Motorola presenta su primer teléfono desarrollado tras compra por Google

Nueva York (EFE). Motorola presentó hoy su nuevo teléfono inteligente, el Moto X, la última incorporación en el cada vez más atestado mercado de los "smartphones" y el primero que lleva la impronta de Google, quien compró la empresa el año pasado.

Para intentar destacarse del resto, el Moto X, que es el primer aparato diseñado totalmente desde la llegada de Google, puede recibir toda una serie de órdenes con la voz de su dueño y se puede personalizar hasta niveles hasta ahora inéditos.

El consejero delegado de Motorola, Dennis Woodside, hizo una demostración con algunas instrucciones durante la presentación a la prensa hoy en Nueva York, a fin de resaltar las diferencias respecto a modelos de la competencia.

El teléfono tiene una pantalla de 4,7 pulgadas y alta definición, así como cámara de 10 megapíxeles y batería de elevada capacidad, gracias a un nuevo microprocesador (el X8) diseñado para optimizar el rendimiento y la energía acumulada.

Sabiendo que la estética es un factor muy importante a la hora de comprar un teléfono, el Moto X tiene una carcasa curvada y podrá personalizarse al máximo, ya que se podrán elegir hasta entre 18 colores para la carcasa trasera y otros elementos del terminal, lo que supone que se pueden realizar más de 2.000 combinaciones, según el fabricante.

Además de ser el primer teléfono bajo la égida de Google, Motorola se juega mucho con este nuevo aparato, después de que tras ser uno de los líderes en el sector de los teléfonos móviles a finales del pasado siglo fue perdiendo poco a poco cuota de mercado hasta el punto de que se resignó en mayo del año pasado a ser absorbida en una operación de 12.500 millones de dólares.

" Esto es un relanzamiento de Motorola", afirmó rotundamente Woodside durante la rueda de prensa de presentación.

Motorola ha apostado también por la "nacionalización" del producto, ya que mientras la gran mayoría de los teléfonos móviles se producen actualmente en China u otros países asiáticos, hasta el ensamblaje de la producción para EE.UU. se realiza en una planta de Fort Worth (Texas).

El nuevo teléfono estará disponible en Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica entre finales de agosto y principios de septiembre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes