Nintendo anuncia nueva consola mientras beneficios se desploman

ETIQUETAS

TOKIO ( AFP). El gigante japonés de videojuegos Nintendo anunció este lunes que sacará una nueva consola al mercado el próximo año para suceder a su Wii, al tiempo que anunció una caída drástica de los beneficios debido a la fortaleza del yen, que no contrarrestó la salida, demasiado tarde, de la consola 3DS.

Los beneficios de Nintendo cayeron más de la mitad en el ejercicio 2010-2011 debido al retroceso en cerca del 30% de su volumen de negocios. La salida de la nueva consola 3DS no pudo mejorar estas cifras.

El gigante de los videojuegos sacará al mercado en 2012 una nueva consola de salón para suceder a la Wii, de la que han vendido más de 86 millones de unidades desde el inicio de su comercialización en 2006.

" Vamos a presentar un prototipo de este futuro producto en el salón E3 en junio en Los Angeles y haremos públicas en ese momento las características", dijo el grupo nipón en un comunicado.

Por el momento, no hay ninguna otra información disponible sobre la nueva consola.

Después de haber seducido a un número considerable de profanos del juego, desde menores hasta ancianos, la Wii ha perdido su atractivo debido a sus insuficientes prestaciones técnicas.

" Cada vez es más dependiente de los accesorios que se le pueden agregar, lo que la hace demasiado cara", explica un experto del sector en Japón.

Técnicamente superada por la PlayStation 3 (PS3) de Sony y la XBox 360 de Microsoft, la Wii parece agotada, pese a algunos picos puntuales en la demanda cuando salen nuevos juegos atractivos.

Sólo se han vendido unos 15,1 millones de ejemplares de la Wii entre abril del 2010 y marzo del 2011, frente a los 20,5 millones un año antes, una caída que, acumulada a las ventas de DS y a los efectos negativos de las variaciones del tipo de cambio, ha socavado las finanzas del grupo.

Para el año presupuestario que concluyó el 31 de marzo pasado, Nintendo registró una caída del beneficio neto anual del 66,1% en un año, a 77,600 millones de yenes (675 millones de euros), después de una primera parte del ejercicio catastrófica debido al escaso atractivo que suscitan ya sus productos, sobre todo en Estados Unidos. Además la subida del yen devoró los ingresos obtenidos en el extranjero.

Entre abril 2010 y marzo último, Nintendo alcanzó un volumen de negocios de 1 billón de yenes (8,800 millones de euros), un 29,3% menos que hace un año, que se suma a la caída del 22% sufrida el año anterior.

Su beneficio anual también se redujo por la mitad en un año a 171,100 millones de yenes (1,490 millones de euros).

Durante el ejercicio pasado, Nintendo vendió 21,13 millones de consolas DS, menos de lo esperado. El año anterior había vendido 27,11 millones.

Sólo del modelo 3DS, que salió a finales de febrero en Japón y unas semanas después en el extranjero, se vendieron 3,61 millones, contra los cuatro millones que se esperaban.

El grupo espera, no obstante, que las cosas mejoren este año, pese a que no oculta que el terremoto y tsunami tendrán un impacto en el comportamiento de los consumidores nipones.

Para el ejercicio que concluirá a finales de marzo del 2012, Nintendo vaticina un volumen de negocios de 1,1 billón de yenes (+8,4% en un año) y un beneficio neto de 110,000 millones de yenes (+41,7%).

Para ello espera vender 27 millones de consolas de bolsillo DS (de ellas 16 millones de 3DS) y 13 millones de Wii en un año, así como un número creciente de juegos para acompañarlas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes