Nuevo fármaco para osteoporosis

EU ( AP). Un medicamento contra la osteoporosis que es el primero en su tipo parece reducir el riesgo de fracturas de hueso, tanto o mejor que los fármacos actuales, indican estudios efectuados a mujeres de la tercera edad y hombres con cáncer de próstata.

Los asesores de la Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) revisarán el jueves esos estudios y otros datos sobre la seguridad y efectividad del producto Denosumab, de los laboratorios Amgen Inc., antes de recomendar si las autoridades de salud norteamericanas deben avalar la sustancia, creada genéticamente.

Los inversionistas de Wall Street creen que el fármaco podría ser un éxito de ventas, potencialmente crucial para el futuro de Amgen, pero dado el atestado mercado de tratamientos contra la enfermedad que debilita los huesos, los médicos creen que su esperado costo alto sea un gran inconveniente.

" Se encontrará con un nicho particular donde se usará, pero no le veo como un producto que se apodere del mercado", dijo el doctor Sundeep Khosla, un profesor e investigador de la osteoporosis en la Clínica Mayo y quien no estuvo involucrado en los estudios.

No obstante, el médico dijo que el producto des " una gran proeza de la medicina molecular moderna", porque es potente y fue diseñado específicamente para bloquear un proceso involucrado en la crisis natural de las células óseas.

Denosumab, que se aplica sólo dos veces al año en forma de inyección subcutánea, tendría que competir con ocho píldoras y medicinas inyectadas, incluyendo estrógenos, y la marca Fosamax y sus equivalentes genéricos, que fue la primera medicina aprobada para combatir la osteoporosis.

La mayoría de esos fármacos debe aplicarse más a menudo, con píldoras que deben tragarse una vez al día, semana o mes, un rocío nasal que se inhala diariamente, o una inyección bajo la piel por día.

Otra inyección intravenosa sólo se necesita una vez al año y el estrógeno, aunque está fuera de moda debido a su vínculo con el cáncer de mama, se vende en parches que se aplican sobre la piel y se cambian una o dos veces por semana.

Los precios de esas medicinas pueden ir de unos 120 dólares al año para el genérico Fosamax hasta varios miles de dólares por año, todavía muy por debajo del precio típico para un fármaco creado genéticamente.

La doctora Lenore Buckley, profesora en la Universidad Virginia Commonwealth, dijo que todas estas medicinas conllevan algunos riesgos. Los estudios han encontrado que el Denosumab causaba eccema en algunos pacientes y que una decena de mujeres tuvieron una infección grave de la piel y celulitis, que a veces requirió hospitalización con antibióticos intravenosos.

" Debido a que esta sustancia afecta el sistema inmunitario, todavía se desconocen los efectos a largo plazo, en cuanto al riesgo de cáncer o la función del sistema inmunitario" advirtió. Buckley dijo esperar que la FDA exigirá a Amgen que monitoree los riesgos del medicamento con el paso del tiempo si el fármaco recibe autorización de venta.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes