Pacientes reciben información con programas interactivos

CHICAGO (AP). Cuando supo que tenía cáncer de próstata, John Noble temía que lo operaran y en especial que lo sedaran totalmente.

Pero halló tranquilidad en una computadora. Una suave voz femenina le explicó la operación paso a paso, los riesgos y los beneficios e incluso respondió sus preguntas, así que la fobia de Noble desapareció. La operación para remover su tumor se realizó sin percances y ahora está bien de salud.

Noble, un abogado de 54 años, recibió la ayuda de un programa interactivo para computadoras que forma parte de una tendencia cada vez mayor en el cuidado de la salud. Estos programas ayudan a los pacientes a entender mejor lo que su médico les realizará bajo su consentimiento.

Los impulsores de esta nueva forma de informarse argumentan que hace que los pacientes sean partícipes en la toma de decisiones.

Este tipo de sistema "envía un mensaje que dice que verdaderamente los pacientes toman las decisiones", dijo el médico Harlan Krumholz, especialista de salud cardiaca de la Universidad de Yale y partidario de modificar los procedimientos bajo los cuales los pacientes dan su consentimiento tras informarse.

Los programas de consentimiento informado también son parte de una iniciativa más amplia para mantener los historiales médicos en archivos electrónicos, que el gobierno del presidente Barack Obama ha impulsado con el fin de mejorar la seguridad de los pacientes y disminuir los errores médicos.

El programa Emmi Solutions, uno de varios disponibles, que John Noble usó para conocer sobre su operación puede ser visto en la propia vivienda de los pacientes y de hecho ahí fue donde Noble lo vio.

"Postergué verlo por un tiempo", dijo. "¿Quién quiere que le digan todos los detalles sobre la operación? Al final me obligué a verlo cuando estaba solo".

Noble dijo que su mayor temor era que lo sedaran totalmente. "Estaba completamente atemorizado", dijo.

Mientras el programa le explicaba la operación, Noble podía ponerlo en pausa y hacer preguntas o revisar nuevamente la información para asegurarse de que la hubiera entendido.

"Cambió mi perspectiva y me quitó el miedo", dijo.

Tradicionalmente el consentimiento informado involucra una conversación con el médico y firmar formas escritas con términos legales difíciles de entender.

El proceso de consentimiento informado tiene un propósito doble: asegurar que los pacientes entienden los riesgos y los beneficios, y proteger a los hospitales de las demandas en caso de que algo salga mal.

Varias investigaciones han mostrado que los pacientes suelen estar en penumbras sobre lo que firman y en general totalmente desinformados sobre el procedimiento al que se someten.

Los programas interactivos ayudan precisamente a poner fin a todas esas dudas.

Saber más sobre el procedimiento lo puede hacer parecer menos incómodo, y los pacientes mejor informados están más preparados para su tratamiento, dijo el jefe de gastroenterología del Centro Médico de la Universidad de Chicago, el doctor Stephen Hanauer.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes