Policía alemana espiará ordenadores de sospechosos vía web

BERLÍN (AFP). El Gobierno alemán presentó el pasado viernes en el Parlamento una ley que refuerza los poderes de la policía federal en la lucha antiterrorista, autorizándola entre otras cosas a instalar cámaras en el domicilio de los sospechosos o a espiar sus ordenadores a través de internet.

Este proyecto, validado por los dos partidos que forman la 'gran coalición', tras largas y difíciles conversaciones -en un país donde la opinión pública está muy ligada a la defensa de las libertades individuales- era debatido en primera lectura en el Parlamento, donde la coalición tiene la mayoría.

La ley amplía las prerrogativas de la policía federal, permitiéndole intervenir, sin autorización de las policías regionales, en la vida privada en caso de "amenaza". Alemania, marcada por la Gestapo 'hitleriana' y la Stasi comunista, es en principio desconfiada hacia las autoridades centrales.

La nueva ley permitirá a los investigadores instalar mini-cámaras en el domicilio de los sospechosos, o en los lugares donde estén habitualmente, además de los micrófonos, que ya estaban autorizados a instalar.

Otra norma de la nueva ley, la instauración de "registros en línea", que permitirán la vigilancia a distancia de ordenadores conectados a internet, sobre todo por el 'caballo de Troya', un tipo de virus informático que los investigadores enviarán a los sospechosos por correo electrónico.

Sobre este tema, las discusiones en el seno de la coalición se han tropezado con más obstáculos. Finalemente, este procedimiento de vigilancia no podrá ser puesto en marcha más que con una decisión judicial, en caso de amenaza concreta contra vidas humanas o contra el Estado, como había decidido en febrero la Corte constitucional alemana, que validó este dispositivo limitándolo estrictamente.

"Necesitamos esta defensa policíaca suplementaria", porque el terrorismo representa "una amenaza seria", aseguró el ministro del Interior alemán, Wolfgang Schäuble (Unión Demócrata-Cristiana, CDU), ante la Cámara Baja.

Dirigiéndose a la extrema izquierda, los Verdes y los liberales del FDP que no han dejado de atacar el texto en los últimos meses, el ministro declaró: "dejemos de dar la impresión de que el Estado vigila a sus ciudadanos". Las intervenciones se harán según reglas "decididas por una justicia independiente", subrayó.

El Partido Social-Demócrata (SPD) exige todavía algunas correcciones, como la limitación en el tiempo de la autorización de registros en línea y un análisis de su eficacia en unos años.

Eso no impedirá "una de las leyes de seguridad más importantes de esta legislatura", se felicitó el experto en política interior del SPD, Dieter Wiefelspütz.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes