Popularidad de redes obliga a dirigentes a rendir cuentas

LA HAYA ( AFP). Redes sociales y ciberactivismo obligan a los dirigentes a rendir cuentas a sus ciudadanos, aseguran los ciberactivistas que participaban el viernes en una conferencia sobre la libertad de expresión en internet en La Haya.

" Miles de pruebas de crímenes fueron mostradas no sólo al mundo sino también a los sirios gracias a las redes sociales", aseguró a la AFP el ciberactivista sirio Amjad Baiazy, de 30 años, en alusión a la violencia con que el régimen de Damasco reprime las protestas en Siria desde mediados de marzo.

Con las redes sociales " cada ciudadano se convierte en un periodista, cada ciudadano puede utilizar Twitter para difundir", sostiene el bloguero que afirma que fue " torturado" luego de su arresto el 21 de mayo por haber expresado sus ideas en Facebook y en Twitter. En Siria tiene una causa por haber " debilitado la determinación nacional", añade.

"De esta manera no son sólo los del mundo exterior que pueden ver lo que pasa desde que estalló la revuelta", explica Amjad Baiazay, " la gente en el terreno empezó a saber, pueden ver los crímenes, pueden ver la corrupción".

La represión a las protestas por el régimen del presidente sirio Bashar al Asad dejó, según la ONU, más de 4,000 muertos, entre ellos 307 niños, y decenas de miles de personas heridas, desaparecidas o encarceladas.

Amjad Baiazy, que también es editor para Amnistía Internacional, asegura que una revuelta similar fue reprimida en Siria en 1982, pero que en esa época fue imposible decir al mundo lo que pasó.

Durante su intervención en La Haya, Baiazay llamó a la comunidad internacional a " combatir para proteger la libertad en internet" y a las empresas especializadas en la web a no vender equipos o programas a los países que los utilizan para limitar la libertad en internet.

La secretaria de Estado Hillary Clinton afirmó el jueves, al comenzar la conferencia, que el sector privado era el " protector de la libertad en internet".

" Las redes sociales cambian la relación del poder entre la gente común, el gobierno y el mundo político", sostiene por su parte la ciberactivista tailandesa Chiranuch Premchaiporn.

" Eso quiere decir que una persona normal por ejemplo, puede enviar un mensaje en Twitter a un político y hacerle una pregunta", subraya en una entrevista con la AFP. " Es la verdadera democracia", añade.

Premchaiporn, de 44 años, editora de un sitio de información, Prachatai, está siendo actualmente juzgada en Bangkok por no haber retirado lo suficientemente rápido los comentarios en línea percibidos como críticos por la monarquía de su país en 2008.

La mujer espera que el desarrollo de las redes sociales e internet provoquen cambios en Tailandia. " Es importante que la gente que debe proteger a la monarquía comprenda que, a veces, la discusión y el debate son sanos", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes