Proteja a sus hijos de los peligros en Internet

El Internet y las Tecnologías de Información y Comunicación Digitales se han convertido en parte esencial de la vida moderna, permitiéndonos aprender, socializar, jugar, crear y expresarnos. Mientras algunos hemos tenido que adaptarnos, para los niños y adolescentes estas herramientas son el “modo nativo” de comunicación.

Así como una amplia gama de posibilidades, al alcance de un dedo también hay nuevos riesgos.

Organismos internacionales dedicados a combatir delitos cibernéticos advierten que Internet permite a los agresores sexuales, no solo distribuir más fácilmente material ilícito, también les ha facilitado entrar en contacto directo con menores de edad. Tal es el caso de Amanda Todd, una joven canadiense que se suicidó a finales de 2012, a los 15 años de edad tras sufrir acoso a raíz de un caso de “grooming” y “sextorsión”. A los 12 años exhibió sus pechos vía “webcam” a un joven de su edad, quien resultó ser un holandés de 36 años.

El sujeto hizo una captura de pantalla y envió la imagen a la familia de Todd, e incluso a sus compañeros de clase a través de cuentas falsas en Facebook. Amanda se cambió de colegio, pero el agresor hacía lo mismo con sus nuevos compañeros.

Hay otro tipo de riesgos donde no necesariamente intervienen adultos, en el mundo digital también existen las agresiones psicológicas e intimidaciones entre pares y violaciones a la privacidad, que pueden afectar a la víctima, por ello es importante para los padres conocer cuáles son, para promover el uso responsable y seguro de estas tecnologías, sin privar a sus hijos de ellas.

Conozcamos algunos términos:

La educación, tanto de adultos como de jóvenes, es fundamental para evitar ser víctima de alguna de estas situaciones. En este sentido ESET, compañía especializada en soluciones de seguridad, nos brinda algunas recomendaciones:

-          Uso controlado: Los niños o adolescentes deben ter un uso supervisado de las tecnologías, y es necesario que los padres establezcan reglas y horarios.

-           Se recomienda además, ubicar las computadoras en un espacio común de la casa.

-          Conversación honesta: conversar con sus hijos sobre la importancia de no entablar relaciones con personas extrañas; denunciar si una persona lo hace sentir incómodo en Internet. También es imprescindible hablar sobre los riesgos de compartir contenidos inapropiados o fotos íntimas, las cuales pueden quedar en manos de otras personas. Mientras ás inforLos padres deben hacerle sentir a sus hijos, que no importa qué situación enfrenten, contarán con su apoyo para resolverla.

-          Programas de control parental: existen aplicaciones que permiten filtrar sitios y contenidos potencialmente peligrosos para menores de edad o adolescentes.

-          Instalar antivirus: para proteger a las computadoras de códigos maliciosos.

-          Conozca e infórmese sobre los sitios que visitan sus hijos, así como las reglas de uso y privacidad de las redes sociales. Debe saber que la edad mínima para unirse a una red social es de 13 años.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes