Quieren frenar acceso de menores a videojuegos violentos

ESTRASBURGO (AFP). Los eurodiputados pidieron hoy jueves que el acceso de los niños a los videojuegos violentos o su venta a menores sean sancionados con mayor severidad en Europa, un día después de la matanza que dejó 16 muertos en una escuela de Alemania.

En un informe preparado hace tiempo y votado hoy jueves por aplastante mayoría, el Parlamento Europeo pide que se elabore una estrategia común a nivel europeo para prever "sanciones severas" para quienes vendan a menores juegos diseñados para adultos, o para los propietarios de cibercafés que permitan a niños utilizar juegos inadaptados para su edad.

En la actualidad, no todos los Estados de la Unión Europea (UE) disponen de ese tipo de reglas.

La policía alemana reveló el jueves que el autor de la matanza en el colegio de Winnenden, Tim Kretschmer, de 17 años, tenía en su casa juegos violentos "típicos de ese tipo de demente".

El joven irrumpió el miércoles en su ex colegio matando a alumnos y maestros, antes de ser objeto de una persecución en la que terminó suicidándose.

En su informe, los eurodiputados también invitan a la Comisión Europea y los 27 países de la UE a examinar si conviene desarrollar con la industria un "botón rojo" que se integraría a los ordenadores o las consolas de juego para "desactivar un determinado juego o controlar el acceso a un juego a ciertas horas o para ciertas partes".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes