Sistema de advertencia suele no ayudar a víctimas de maremotos

ISLAS MENTAWAI, Indonesia (AP). Los costosos sistemas de advertencia instalados en toda Asia desde el maremoto mortífero del 2004 no sirvieron para salvar a los aldeanos de estas remotas islas indonesias, que vieron cómo una ola gigantesca se llevaba a sus seres queridos y sus casas.

Dichos sistemas pueden ser eficaces para quienes viven a horas de distancia de donde nace la ola, pero a menudo no sirven para advertir con tiempo a quienes corren más riesgo. Las autoridades dijeron que una ola de 3 metros (10 pies) se abatió el lunes sobre las islas Mentawai minutos después de un intenso terremoto en tierra firme, y mató a más de 400 personas y destruyó cientos de hogares en 20 poblaciones.

Hay interrogantes acerca del funcionamiento del sistema indonesio, pero aun si funciona perfectamente, un maremoto desencadenado por un terremoto tan cerca de la costa llega a tierra antes de poder emitirse un alerta efectivo, dicen los expertos.

Piatoro, un agricultor en la isla de Pagai Selatan, dijo que él y su familia salieron corriendo de su casa cuando se abatió la ola, pero no hubo advertencia alguna.

Cuando el agua se precipitó sobre su casa intentaron salir corriendo a terreno más alto, pero fue demasiado tarde. Se vio arrastrado por el vértigo del agua y su esposa desapareció.

"Sentí como si me hubieran sacado los huesos", dijo Piatoro, de 49 años, el viernes en un hospital, con desgarros y heridas. Al igual que muchos indonesios, usa un solo nombre.

El alerta de maremoto fue activado por los científicos minutos después del terremoto, pero algunos pueblos no tienen líneas telefónicas.

Renato Solidum, director del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología, dijo que las comunidades costeras deben aprender a interpretar los signos naturales _como los sismos y el agua que retrocede de manera inusual_ y salir corriendo lejos de la costa antes de que suene cualquier alarma. Pero interpretar esos signos puede ser difícil.

Piatoro y su esposa salieron corriendo de su casa dos veces el lunes, después del sismo inicial y el primer remezón. Pero el temblor no pareció suficientemente intenso como para desencadenar un maremoto y volvieron a entrar.

Indonesia se encuentra en el "Anillo de Fuego" del Pacífico, una serie de fallas geológicas en forma de herradura de intensa actividad sísmica.

Por ese motivo, las autoridades han creado un sistema diseñado para activar una alarma dentro de los cinco minutos posteriores a un terremoto.

"Pero evidentemente es complicado: no es mucho tiempo para reaccionar", dijo Chris Ryan, codirector del Centro Australiano Conjunto de Advertencia de Maremotos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes