Sistemas inalámbricos podrían ser peligrosos en hospitales

CHICAGO (AP). Los sistemas inalámbricos que usan muchos hospitales para controlar el instrumental médico pueden causar interrupciones o fallas potencialmente mortíferas en artefactos vitales como respiradores y máquinas de diálisis, advierte un grupo de investigadores que aconseja a los hospitales efectuar pruebas de seguridad.

Algunos de los sistemas en base a microcircuitos se anuncian como una garantía de mejor seguridad, pero un estudio holandés de los equipos _sin los pacientes_ sugiere que los sistemas podrían resultar dañinos.

Un experto estadounidense en seguridad de los pacientes dijo que el estudio "tiene urgencia" y dijo que los hospitales deben responder inmediatamente a sus resultados "perturbadores".

Los sistemas inalámbricos emiten ondas de radio que pueden interferir con equipos como respiradores, marcapasos externos y máquinas de diálisis renal, según el estudio.

Los investigadores descubrieron el problema en 123 pruebas que efectuaron en una unidad de terapia intensiva en un hospital en Amsterdam. Los pacientes no estaban usando los equipos en ese momento.

Las dificultades electromagnéticas ocurrieron en casi el 30% de las pruebas cuando a corta distancia (30 centímetros o un pie) de las máquinas salvavidas se colocaban artefactos con microcircuitos similares a los de muchos dispositivos médicos inalámbricos.

Casi el 20% de los casos involucraba fallas que probablemente dañarían a los pacientes, como respiradores que se apagan, jeringas mecánicas que interrumpen el flujo de medicamentos y marcapasos extracorpóreos que dejan de funcionar.

Los sistemas inalámbricos se usan para llevar control de equipos médicos como cardiógrafos, articulaciones artificiales y presilladoras quirúrgicas. Pueden ayudar a localizar rápidamente los artefactos que están en distintos lugares en el hospital y prevenir robos.

La tecnología también es considerada un medio de prevenir la falsificación de medicamentos al insertar microcircuitos en los frascos de remedios, e impedir errores médicos dañinos manteniendo el rastro de los dispositivos usados durante una operación quirúrgica.

Los resultados demuestran que es vital para los hospitales examinar sus dispositivos inalámbricos antes de usarlos cerca de equipos para mantener a los pacientes con vida, dijo el Dr. Erik Jan van Lieshout, coautor del estudio y especialista en terapia intensiva en el Centro Médico Académico de la Universidad de Amsterdam.

El estudio aparece en la edición del miércoles del Journal of the American Medical Association.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes