Taser: armas eléctricas paralizantes no son mortales

VANCOUVER ( AFP). El fabricante estadounidense de armas eléctricas paralizantes Taser refutó el lunes en la Corte de Canadá las afirmaciones publicadas en una investigación de ese país que dan cuenta de la peligrosidad de estas armas.

Taser Internacional está desafiando los resultados de una investigación de octubre de 2007 sobre la muerte del viajero polaco Robert Dziekanski en el aeropuerto de Vancouver (oeste de Canadá).

Dziekanski, un recién llegado inmigrante de Polonia, pasó diez horas perdido en el aeropuerto antes comenzar a arrojar muebles. Murió pocos minutos después de que la policía le diera cinco golpes con las armas eléctricas paralizantes Taser.

Este enfrentamiento fue registrado por un video y la grabación dio la vuelta al mundo y fue objeto de titulares en la prensa.

No había justificación para el uso de estas armas, dijo Thomas Braidwood, un juez retirado que se encargó del caso y que afirmó que el uso del Taser " contribuyó sustancialmente" a la muerte de Dziekanski.

Un informe preliminar de 2009 de la comisión encabezada por Braidwood concluyó que " las armas eléctricas paralizantes tienen la capacidad de causar heridas graves o la muerte".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes