Tecnología militar de última generación se exhibe en Washington

Washington ( EFE). Aviones que escanean objetivos militares, submarinos a control remoto o robots de tierra utilizados para detectar explosivos son algunos de los artefactos que se dan cita esta semana en Washington.

Más de 6,000 expertos en robótica militar y sus propuestas se han reunido en la capital estadounidense durante cuatro días para participar en el fórum de la Asociación Internacional de Vehículos con Sistemas no Tripulados (AUVSI) y compartir los avances obtenidos.

El foro se desarrolla desde hace 37 años e intenta fomentar la industria robótica aplicada a usos militares.

Este tipo de vehículos a distancia permiten reducir las situaciones de peligro real para los soldados que se encuentran en el campo de batalla.

Uno de los fabricantes que participaron en la exposición, la compañía INSITU, trabaja en el diseño de pequeñas naves no tripuladas capaces de escanear y recopilar información en tiempo real sobrevolando el territorio objetivo.

Entre su flota, destacan las operaciones realizadas por el "Scaneagle", un pequeño avión de 60 kilos que cuenta con una autonomía de 20 horas de vuelo y que puede ser manejado desde 135 kilómetros de distancia para recopilar información a través de sus sensores.

El fórum permite examinar también robots que desarrollan su cometido en el agua, como el submarino Sea Owl.

El Sea Owl de 2011 permite llevar cámaras, equipos de sonar y radar, focos, sirenas, sensores e incluso micrófonos y altavoces, y puede ser manejado remotamente desde tierra, mar o aire.

Hoy, cruzando los cielos de Irak y Afganistán, cada uno de los sistemas que allí tiene el ejército estadounidense ha completado más de 1,200,000 horas de vuelo en combate.

En total, cuentan con unos 4,000 robots en zonas de guerra encargados de distintas tareas, incluidas las detecciones de bombas por carretera.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes