Teléfonos con GPS, gran reto para aparatos de navegación

KANSAS CITY, Misurí, EU ( AP). Los teléfonos celulares con tecnología GPS le están complicando la vida a los aparatos de navegación que ayudan a los automovilistas a tomar el mejor camino.

Los fabricantes de aparatos de navegación tendrán que reaccionar rápidamente y ofrecer nuevos servicios si quieren sobrevivir.

De lo contrario, correrán el peligro de quedar obsoletos a medida que la gente comienza a asociar la capacidad de navegación con los celulares. Algunas aplicaciones ya ofrecen servicios muy parecidos a los de los aparatos en el tablero del automóvil.

" Hay que redefinir la categoría, como hizo Apple con el iPod Touch", comentó Ross Rubin, analista de tecnología de la firma investigadora The NPD Group. " El aparato dejó de ser un reproductor y dio acceso a la web".

Garmin, TomTom y otros fabricantes de aparatos de navegación por satélite (GPS) podrían sacar buenas lecciones de lo que hicieron los fabricantes de cámaras, que convencieron a la gente de que todavía necesitan una cámara por separado si quieren tener imágenes de calidad, porque las de los teléfonos celulares son de calidad inferior.

Los fabricantes de aparatos de GPS deben apelar al mismo argumento o incorporar más servicios para que la gente siga comprando.

Los aparatos que solamente ayudan a combatir el tráfico tienen desafíos especiales.

" El conductor debe concentrarse en el camino, no en su Facebook", sostuvo Rubin.

Los fabricantes ya comenzaron a expandir las capacidades de los aparatos de GPS, incorporando tecnología inalámbrica en los modelos más avanzados, que ofrecen información del tráfico al minuto, los precios de la gasolinera más cercana e informes del tiempo. La firma Berg Insight pronostica que para el 2015 el 80% de los aparatos de navegación tendrán capacidad inalámbrica.

Otros aparatos, en particular los que están incorporados al tablero del auto, son capaces de reproducir música con formato digital y de dar acceso a la internet al conductor y los pasajeros.

Estos servicios pueden generar nuevos ingresos y justificar el cobro de tarifas mensuales. En la actualidad no se cobra por los servicios más básicos de mapas y direcciones.

Los aparatos de navegación por satélite han dejado de ser objetos de lujo que cuestan 1,000 dólares, inalcanzables para la mayoría de la gente, y se venden hoy a menos de 200 dólares. Los usan desde los camioneros hasta las personas que van de compras.

Si bien la recesión afectó las ventas, los aparatos siguen siendo populares. La firma investigadora In-Stat calcula que en el 2008 hubo un aumento del 19% en las ventas y que este año será del 13%.

Los teléfonos celulares, sin embargo, están ofreciendo servicios muy parecidos a los de los aparatos de navegación con GPS, en muchos casos gratis.

Google ofrece una aplicación gratis que da direcciones muy precisas, sin que el conductor tenga que estar mirando constantemente al teléfono para ver indicaciones escritas.

Las tres principales empresas de teléfonos de Estados Unidos --ATT, Verizon Wireless y Sprint Nextel-- ofrecen sus propias versiones de esos servicios a un costo de 9,99 dólares al mes o incluyen las aplicaciones en un plan.

Además de arrebatarle clientes a los aparatos de GPS, los celulares seguramente harán bajar los precios.

Se calculaba que un aparato de GPS cuesta el equivalente a un año y medio de suscripción a un servicio de navegación mediante teléfonos celulares.

Las aplicaciones gratis de Google alteran totalmente esa dinámica.

Desde que Google anunció que ofrecía ese servicio a fines de octubre, las ventas de Garmin y TomTom bajaron drásticamente. Las de Garmin se redujeron en un 22% respecto al mes previo, en que habían alcanzado altas históricas, y las de TomTom bajaron a la mitad.

Los fabricantes de aparatos de navegación independientes dicen que siguen siendo muy superiores a los de los celulares: Los controles son más sencillos, las pantallas más grandes y contienen más información. Los mapas están incorporados al aparato y no desaparecen si hay una mala conexión, como ocurre con los celulares.

Para Frank Dickson, vicepresidente de In-Stat, sin embargo, las personas que nunca usaron un aparato de navegación o no necesitan direcciones con frecuencia no notarán la diferencia y optarán por un servicio básico gratis, dando la espalda a los aparatos más sofisticados y costosos.

Los fabricantes de aparatos de navegación, por su parte, están tratando de incursionar en el terreno de los celulares y tanto Garmin como TomTom venden aplicaciones para teléfonos de usos múltiples.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes