Uber: más lugar, menos conversación para los que pagan

Uber permitirá a los pasajeros decirle al conductor que quieren un poco menos de conversación y más lugar para estirar las piernas, si están dispuestos a pagar por ello.

La gran empresa de taxis por internet lanzó su servicio “comfort” (“cómodo”) el martes. El pasajero tiene asegurado un mínimo de espacio para estirar las piernas en un auto de menos de cinco años de antigüedad y puede decirle al conductor, a través del app, que no quiere conversar. El viaje cómodo cuesta entre 20% y 40% más por el tiempo y la distancia que el viaje estándar.

Uber dice que responde con ello a pedidos de gente que viaja por negocios y otros clientes.

Con ello podría aumentar sus ingresos y acercarse a la rentabilidad.

Uber aún no ha obtenido ganancias, y perdió 1.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2019. Los directivos han dicho que podrían pasar años antes de que empiece a obtener ganancias.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes