Tu nuevo amigo de Facebook podría ser un agente del FBI

WASHINGTON (AP). Las autoridades están en Facebook. Y en MySpace, LinkedIn y Twitter.

Todos los organismos de seguridad estadounidenses se han sumergido en los servicios de redes sociales de la internet, registrándose con nombres y datos falsos para comunicarse con gente sospechosa y buscar información de actividades ilegales, según un documento interno del Departamento de Justicia que pone sobre el tapete una cantidad de posibles conflictos entre el derecho a la privacidad y la lucha contra la delincuencia.

Cuando incorpore un nuevo "amigo" a su lista, tenga en cuenta que ese "amigo" podría ser el FBI.

El documento, obtenido por la Electroning Frontier Foundation de San Francisco invocando la ley de libertad de información, deja en claro que los agentes de las fuerzas de seguridad se conectan con las redes sociales e intercambian mensajes con sospechosos, con amigos o parientes de estos, y revisan información privada, incluidos comentarios de la gente, fotos y videos.

La incursión en la red tiene varios usos: les permite, por ejemplo, ver si lo que un sospechoso dice allí coincide con lo que le dijo a la policía. Los mensajes de Twitter son particularmente delatores, ya que tienden a revelar el lugar donde se encontraba una persona a determinada hora. Fotos de una jornada de compras excesivas pueden alimentar las sospechas de que una persona estuvo involucrada en un robo.

Los organismos de seguridad nacionales, estatales y municipales coordinan sus incursiones en la red con el servicio secreto, el FBI y otras dependencias del gobierno para evitar conflictos.

"Uno puede armar tremendo lío en una investigación si dos agencias investigan a la misma persona y comienzan a hacer cosas que resultan contraproducentes", comentó el detective Frank Dannahey, de la policía de Rocky Hill, Connecticut, especialista en operaciones encubiertas.

Las redes sociales de hoy contienen una cantidad de información personal, incluidas fotos, videos y audio, que pueden suministrar datos importantes en una investigación de un delito.

El documento del Departamento de Justicia dice que los portales como Facebook, Twitter, MySpace, LinkedIn y otros similares son de gran valor para las investigaciones, pero "no habla de ningún mecanismo que garantice que el gobierno los usa en forma responsable", sostuvo Marcia Hoffman, abogada de la Electronic Frontier Foundation, una organización que defiende las libertades civiles.

Funcionarios del Departamento de Justicia afirman que las incursiones en la internet están regidas por ciertas normas, pero no dicen cuáles son esas normas.

No hace mucho, una mujer de Misurí fue enjuiciada por usar una cuenta en MySpace con datos falsos para hostigar a otra persona. Eso es básicamente lo mismo que están haciendo las autoridades ahora, aunque con diferentes motivos.

La mujer, Lori Drew, se hizo pasar por un niño adolescente que coqueteaba por la internet con una vecina de 13 años. La niña se ahorcó en octubre del 2006 luego de recibir un mensaje en el que el amigo virtual le decía que el mundo se vería mejor sin ella.

Un jurado la condenó por varias violaciones de las reglas de MySpace sobre la creación de cuentas con datos falsos, pero un juez anuló los veredictos el año pasado por considerar que las leyes son demasiado vagas.

"¿Si un agente viola las normas de un portal, incurre en una actividad ilegal?", plantea el documento del Departamento de Justicia.

Casi todos los portales estipulan que el usuario no puede difundir datos ni información falsa.

Un ex fiscal especializado en temas de la internet, Marc Zwillinger, considera que los investigadores tienen derecho a actuar en forma encubierta en la internet, del mismo modo que lo hacen en el mundo real, incluso si violan las normas de los portales. Pero que hay un límite para todo.

"Tiene que haber una buena supervisión para que los agentes no se pasen de la raya", manifestó Zwillinger.

A veces ni hace falta una operación encubierta para pillar a alguien que ha cometido un delito, pues las personas cometen torpezas increíbles, como cuando un sospechoso de fraude que era buscado por las autoridades puso fotos en Facebook que indicaban que estaba dándose la gran vida en México. La policía determinó el sitio exacto donde se encontraba y pidió su detención. El individuo, Maxi Sopo, fue arrestado y está a la espera de su deportación.

El documento del Departamento de Justicia revela que Facebook "generalmente coopera con solicitudes de emergencia" y que MySpace retiene los datos de sus usuarios en forma indefinida e incluso preserva por un año la información que ha sido borrada por el dueño de la cuenta. Los abogados de Twitter, en cambio, exigen siempre una orden judicial para entregar información sobre un cliente.

Twitter no respondió a una solicitud de entrevista para este reportaje.

El jefe de seguridad de MySpace, Hemanshu Nigam, dijo que esa empresa no quiere ser un obstáculo para una investigación policial. "Pero al mismo tiempo queremos garantizar que protegemos la privacidad del usuario y que se siguen los procedimientos legales correspondientes cuando suministramos información", señaló Nigam.

MySpace dijo que exige órdenes judiciales para revelar mensajes privados de menos de seis meses.

El portavoz de Facebook Andrew Noyes expresó que la firma tiene un folleto con los procedimientos a seguir cuando las autoridades piden información de los usuarios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes