Los caracteres chinos caen en el olvido de los jóvenes

Pekín (EFE). "La última vez que se me olvidó cómo escribir un caracter lo busqué en el móvil para recordarlo", asegura Yin Mincheng, un chino universitario de 21 años. Su caso no es una excepción: cada vez más los jóvenes del gigante asiático olvidan los ideogramas de su lengua por el uso de las nuevas tecnologías.

"No me parece un tema preocupante. Es una consecuencia del desarrollo de la tecnología, aunque para la caligrafía del carácter chino no es bueno", razona a Efe Mincheng, peinado con una extravagante cresta negra y sentado frente a un ordenador con acceso a Internet en un salón recreativo de Pekín.

Este joven se encuentra en la misma situación que el 83 por ciento de los 2,072 encuestados el pasado mes de abril por el diario oficial "China Youth Daily" que aseguraron tener problemas para escribir los ideogramas del mandarín.

Mincheng confiesa que utiliza el ordenador entre cuatro y cinco horas diarias y que escribe a mano muy pocas veces. La combinación de estas dos variantes resulta la fórmula perfecta para que los jóvenes chinos se olviden de cómo se escriben los caracteres o ideogramas, llamados en chino "hanzi".

El índice de alfabetización medio en China se sitúa en el dominio de 3,000 "hanzi", un objetivo que suele alcanzarse al final de la escuela primaria, con 12 años de edad, tras al menos un lustro de estudio nemotécnico.

La escritura del chino en el ordenador se realiza mediante el uso del "pinyin" o transcripción fonética en caracteres latinos, desarrollado en 1958 con el objetivo de hacer más fácil el aprendizaje de los ideogramas y reducir así el analfabetismo, lo que Mincheng considera como una de las principales razones por las que se olvida de cómo se trazan los "hanzi".

Una vez tecleada la transcripción, el programa muestra todos los ideogramas posibles del monosílabo, a menudo decenas.

Entre los lingüistas chinos hay diferentes opiniones respecto a este fenómeno, denominado como "Amnesia del carácter", ya que unos opinan igual que Mincheng, no les preocupa y consideran que es una consecuencia del desarrollo tecnológico, y otros lo califican de problema porque deja en un papel secundario la práctica de la caligrafía china, considerada como un arte milenario.

El profesor Ming Rui, que imparte clases de caligrafía china en una escuela dirigida por él en Pekín, explica a Efe en un aula del centro, cuyas paredes estás cubiertas de folios en los que hay escritos caracteres o instrucciones de cómo se deben trazar, que esta situación le parece "preocupante".

"Cada día es más popular utilizar el ordenador, es una consecuencia del desarrollo social y la tecnología, por lo que hay más gente a la que le falta esa habilidad de escribir, incluidos mis alumnos y yo mismo", comenta para añadir: "Hay que tomar medidas para solucionarlo, ya que si se siguen utilizando los ordenadores, continuará sucediendo", sentencia.

Así, este profesor propone que se lea y se practique más la escritura y recomienda que "copien escritos que les gusten".

"Las autoridades también tienen que ofrecer más oportunidades para que se escriba a mano, por ejemplo, si tienen que entregar un curriculum vitae, que éste sea escrito a mano y no a ordenador", sugiere, para que "la gente sea más consciente de que tiene que practicar su escritura". Otra joven que se encuentra al final del mismo salón recreativo donde está Mincheng, Liang Zhu, de 28 años, asegura a Efe que todavía escribe a pesar de estar enfrente del ordenador ocho horas diarias por su trabajo, aunque eso no le libra de olvidar algunos "hanzi".

"En mi generación este caso es muy común", comenta despreocupada. "No creo que sea un problema. Todos somos educados desde niños y ya llevamos muchos años aprendiendo los caracteres chinos, por lo que es imposible olvidarlos, sólo que alguna vez se olvidan cuando se tienen que escribir", concluye y continúa tecleando utilizando el "pinyin".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes