Menos europeos tienen teléfono fijo, sólo usan portátil

BRUSELAS (AFP). Uno de cada cuatro hogares europeos renunció a tener una línea telefónica fija y se contenta con usar teléfonos portátiles, un fenómeno particularmente pronunciado en Europa.

Según un sondeo difundido el viernes y efectuado a fines de 2007, 24% de los hogares europeos sólo utilizan teléfonos portátiles, una tendencia en progresión tras el 22% de fines de 2006 y el 18% de fines de 2005.

El porcentaje supera el de los hogares que sólo tienen una línea fija, el 14% en media.

"Muchos países tienen un servicio muy atractivo de telefónica móvil", explicó Martin Selmayr, portavoz de la Comisión Europea en cuestiones de telecomunicaciones.

"Es más fácil y eficaz acceder a un servicio de telefonía móvil" que a un número fijo, agregó.

El viejo teléfono fijo sigue siendo el único modo de comunicación para el 21% de los hogares búlgaros, el 20% de los alemanes y el 18% de los franceses.

En cambio, el 64% de los hogares checos renunció a su línea fija, seguidos de los finlandenses (61%).

En forma global, el abandono del teléfono fijo es más frecuente en los nuevos Estados miembros, 39% contra 20% de media en los 15 primeros países que formaron la Unión Europea.

Otra consecuencia del desarrollo de los teléfonos portátiles es la reducción en el uso de las cabinas telefónicas.

Según el sondeo, sólo uno de cada cinco hogares dice utilizarlas, aunque en países como España y Austria la proporción aumenta a uno de cada tres hogares, mayormemente durante los viajes.

"La mayor parte del tiempo son viajeros que quieren evitar los gastos de utilización del portátil en el extranjero", afirmó Martin Selmayr.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes