Desde el martes a mediodía, Obama ya estará en línea

WASHINGTON (AFP). El martes a las 12H01 de Washington (17H01 GMT), Barack Obama iniciará su mandato como el primer presidente negro de Estados Unidos, cuyo mandato estará marcado por la comunicación permanente con los internautas, que serán llamados a opinar y aconsejar al equipo en el poder.

Apenas el nuevo presidente preste juramento, su equipo de "webmasters" tomará el mando del sitio de la Casa Blanca, whitehouse.gov, con la idea de aplicar durante el gobierno la misma receta de éxito usada por el candidato demócrata durante la campaña electoral: la presencia en internet.

"La Casa Blanca se volverá un sitio apasionante", asegura Macon Phillips, director de nuevos medios del equipo de transición de Obama. "Estamos dando lo máximo de nosotros aquí".

Desde la elección del 4 de noviembre, el equipo de transición ha estado "estudiando el gobierno para ver cómo podemos abrirlo, conseguir que los ciudadanos se comprometan", explicó. Una vez en el poder, el objetivo es "proseguir con el mismo espíritu, la misma participación y la misma energía que fueron tan esenciales para nosotros durante la campaña", dijo Phillip. "Pero más allá de eso, continuar expandiéndolas".

Esta forma de democracia en línea ya fue puesta a prueba en el sitio del equipo de transición, change.gov, en el que los internautas fueron invitados a compartir sus ideas sobre el futuro del país y a evaluar y comentar las de otros.

En la nueva página de la Casa Blanca, "las ideas mejor calificadas se elevarán a los primeros lugares de la lista y, tras la investidura, las imprimiremos y se las daremos al presidente en una carpeta, como las que él recibe todos los días de parte de sus expertos y asesores", explica el sitio change.gov.

Bajo la rúbrica "Tu silla en la mesa de negociaciones", el sitio publica también el contenido de las conversaciones entre el equipo de transición y asociaciones externas, permitiendo a los internautas aportar sus comentarios.

El equipo también encuestó a 10 millones de seguidores de Obama, inscritos en su lista de destinatarios de correo electrónico, en las que preguntó qué piensan que debe hacer el presidente una vez que esté en el Salón Oval.

Según algunos analistas políticos, el mayor aprendizaje de esta forma de democracia en línea no será para la Casa Blanca de Obama -que ya "la entendió"- sino para la arraigada burocracia de Washington y los miembros del Congreso.

"Obama va a cambiar el juego con el gobierno de la forma en que cambió el juego con la política", dijo Simon Rosenberg, presidente del centro de estudios NDN con sede en Washington.

"Deberíamos esperar que la experimentación no ocurra solamente en la Casa Blanca, sino que haya competencias en este sentido en el gobierno", dijo esta semana a un panel de debates sobre internet.

"En sus reuniones de gabinete, los secretarios van a comparar cuántas veces aparecieron en YouTube y cuántos comentarios recibieron en sus blogs", bromeó.

"Los 25 parlamentarios del Congreso que se oponen al plan de reforma de la salud pública del Obama, por ejemplo, podrían descubrir súbitamente que están enfrentados a 25 o 30 millones de estadounidense", estimó Joe Trippi, director de campaña en 2003 del candidato a la investidura demócrata Howard Dean. "Los van a destrozar", previó.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes