Los 'reborn', recién nacidos de juguete que parecen de verdad

Madrid ( EFE). Muñecos que parecen bebés reales. Son los llamados "reborn". Los fabrican artistas y los compran, sobre todo, coleccionistas. Aunque también tienen otros usos. Se utilizan en películas, como dobles. Hay quien, incluso, los quiere para engañar a las autoridades.

Estos bebés no son de carne y hueso: ¡son de vinilo! Los hacen artistas como Raquel Recuero. El objetivo es conseguir muñecos lo más reales posible.

" Se les pintan las venas, los capilares, los angiomas y, si queremos que tenga, algún arañazo típico de recién nacido. Hasta el callito del lactante", dice Raquel.

Los reborn son algo reciente en países como España. Los compran, sobre todo, coleccionistas.

" Suelo ir con uno, por ahí, paseando con el coche. En Alemania esto es muy normal, ir con tu muñequito y con el coche. Aquí, no es normal, y la gente piensa: '¡Ay, estará enfermita! Pero no", comenta Rita Fernández, coleccionista de coches de capota y de muñecos reborn.

Pueden costar cerca de 4 mil dólares. En muchos países los usan, por ejemplo, en terapias para tratar el Alzheimer. En otros lugares hay quien, nos cuentan, los compran para engañar a las autoridades y colarse en el las vías rápidas de las autopistas, en las que sólo se puede circular si van dos o más personas en el automóvil.

" Detectamos típicos muñecos de plástico, muñecos inflables y muñecos muy burdos; también estos bebés casi reales", asegura el policía de tránsito Jesús Jiménez.

Aunque también hay padres primerizos que los compran para ensayar, antes de que llegue el bebé de verdad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes