¿De qué sirve un auto eléctrico si no hay dónde cargarlo?

NUEVA YORK ( AP). La industria automotriz enfrenta un dilema: La gente quiere autos eléctricos pero teme no tener suficiente carga para hacer viajes largos. Después de todo, ¿de qué sirve pasarse al campo de los ecologistas si te vas a quedar varado en el camino porque se te acabó la batería?

Es un temor que los fabricantes de autos deberán despejar para poder vender más autos con baterías eléctricas. En Estados Unidos, la industria automotriz y el propio gobierno están tomando medidas para aumentar la cantidad de estaciones de servicio capaces de recargar las baterías.

La esperanza es incentivar al público a que compre autos como el Leaf de Nissan, totalmente eléctrico, que saldrán al mercado en los próximos meses y que pueden cubrir 160 kilómetros (100 millas) con una carga. Esto quiere decir que sirven para manejarse a nivel local, pero en los viajes largos la duración de la batería podría ser un problema.

" El Leaf es un vehículo con un diseño muy bonito, pero 100 millas no son mucho", expresó Bob Shafron, quien fue propietario de un auto eléctrico en California. " No creo que funcionen en mercados como el de Los Angeles, donde todo está tan diseminado".

Los fabricantes apuestan a que la gente cargue el auto en su casa, pero los problemas surgirán si les queda poca carga cuando están afuera o si se ven atrapados en un congestionamiento de tráfico.

En la actualidad hay unos pocos cientos de sitios con cargadores en el país.

Los sectores que promueven el uso de vehículos eléctricos esperan que tiendas y restaurantes privados también hagan lo suyo y ofrezcan a sus clientes sitios donde recargar las baterías, del mismo modo que muchas cafeterías ofrecen servicio de Wi-Fi gratis.

Ya están apareciendo sitios de carga en lugares como paradas para descansar, hoteles y locales de McDonald's y Starbucks. De todos modos, si se cumple el más optimista de los pronósticos, para el 2012 habrá 16,000 sitios donde recargar baterías, comparado con las 117,000 estaciones de servicio que hay en toda la nación.

El presidente Barack Obama dice que quiere que para el 2015 haya un millón de autos eléctricos en las carreteras estadounidenses, pero para ello habrá que resolver primero la encrucijada del huevo y la gallina: Las empresas automotrices no querrán producir demasiados autos mientras no haya más sitios de carga, al tiempo que no surgirán más sitios de carga si no hay más autos en la calle.

Cargar una batería toma ocho horas, de modo que lo más práctico es hacerlo en casa. Habrá también una cantidad limitada de sitios de cargas rápidas, que tomarían unos 30 minutos.

En 1999, Shafron se quedó sin batería en plena carretera cuando conducía su EV1, un modelo eléctrico que General Montors vendió durante un tiempo en la década de 1990. El medidor decía que tenía carga para otras 20 millas, pero se agotó al poco tiempo.

La medición de la carga fue uno de los problemas que hizo que GM suspendiese la producción de ese modelo. Las condiciones del terreno y del tiempo hacían difícil pronosticar la duración de la carga.

Los medidores actuales, no obstante, son mucho más confiables, según los fabricantes.

De un modo u otro, varios fabricantes sacarán a la venta modelos totalmente eléctricos y se calcula que para el 2012 habrá unos 146,000 vehículos de ese tipo en las carreteras.

La fabricante de autos deportivos Tesla ya vendió más de 1,000 vehículos y planea sacar al mercado un sedán más barato. Nissan tiene el Leaf y Ford planea fabricar un modelo Focus eléctrico para el 2012. GM ofrecerá una versión del Volt parcialmente eléctrica.

El Volt tiene un modelo que permite usar la batería en los primeros 64 kilómetros (40 millas), para luego emplear un pequeño motor a gasolina y que puede cubrir hasta 480 kilómetros (300 millas).

Los autos eléctricos son una opción para un tipo de cliente muy específico, según Nissan.

" No recomendaría este auto para alguien que quiere hacer viajes largos", expresó la portavoz de Nissan Katherine Zachary. " Es un auto para la ciudad, para ir al trabajo".

Nissan señala que la mayor parte de la gente maneja menos de 160 kilómetros diarios y que el Leaf cubrirá las necesidades de personas que tienen rutinas fijas.

Tom Moloughney, de 43 años, dueño de un restaurante en Nueva Jersey, participa en un programa piloto del Mini-E electrónico de BMW. Opinó que los autos eléctricos sirven como segundo vehículo, para los viajes diarios de rutina. Para los largos y las vacaciones es necesario un vehículo con gasolina.

" Cuando usas el eléctrico, tienes que tener bien claro qué distancia vas a recorrer", expresó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes