Telemetro Telemetro Logo

¿Pies y tobillos hinchados?, conoce todo sobre el edema gestacional

Durante el embarazo me he encontrado con muchos términos médicos o diagnósticos que no conocía, precisamente hoy les hablo sobre el edema gestacional, en base a mi propia experiencia y a lo que estoy viviendo en las 38 semanas de gestación.

El lunes pasado (16 de octubre), acudí a mi cita de control prenatal, esta vez en el Centro Médico Mae Lewis, ubicado en la provincia de Chiriquí; allí me atendió la especialista en Ginecología y Obstetricia, Mariela Castrellón, (por recomendación de mi amiga Laura Chan). Les cuento que el día anterior (15 de octubre), mi esposo y yo viajamos de Arraiján hasta Chiriquí, como les escribí en la nota anterior, queremos que nuestra bebé nazca en territorio chiricano; a pesar de que hicimos varias paradas se me hincharon los pies, hasta el punto que no me entraban las sandalias que llevaba puesta, las cuales me quité durante el camino para ir más cómoda.

La hinchazón también la tenía en tobillos, piernas y manos; pensé que el día de mi cita iba a bajar aunque sea un poco pero no fue así, la doctora me explicó que tengo "Edema Gestacional", así que decidí buscar información al respecto y escribirles sobre el tema, porque seguramente hay muchas mujeres embarazadas que me están leyendo, que se sentirán más aliviadas cuando sepan más sobre esta condición, totalmente normal.

Les explico qué es lo que sucede en nuestro cuerpo que ocasiona los edemas. Una estadística realizada, determinó que por lo menos el 50% de las mujeres embarazadas retienen líquidos como consecuencia del cambio hormonal tan grande que se produce, generándose edema gestacional en pies, manos, tobillos y piernas y generalmente aparecen durante el tercer mes de gestación.

Sin embargo, en mi caso me ha dado en el tercer trimestre, específicamente en las 37 semanas. Pero para que entendamos mejor, el proceso es el siguiente: el útero durante el periodo de gestación, presiona y provoca que la circulación que va desde las piernas hacia el corazón, se realice en forma mucho más lenta y es por eso, que el fluido contenido en las venas se retiene justamente en los tejidos de los pies, tobillos y piernas.

Esto es absolutamente normal, pero igual debemos estar atentas si la hinchazón es provocada muy rápidamente.

Para aliviar un poco esta condición y bajar la hinchazón, los especialistas recomiendan:

- Tratar de no estar de pie: Si estamos mucho tiempo de pie o sentadas con los pies en el suelo, puede agravar el edema, ya que la presión en las venas dificulta el retorno de la sangre a nuestro corazón.

- Elevar los pies al descansar: Es necesario que a la hora de descansar elevemos las piernas con el apoyo de almohadas, esto hará que nos relajemos y que circule la sangre de forma correcta.

- Masajear las áreas afectadas: Una excelente opción que nos hará sentir mejor, pídele a tu esposo o familiar que te realice masajes en las zonas donde tengas los edemas, verás que servirá de gran ayuda y puede hacer que baje un poco la hinchazón.

- Nadar o descansar en una piscina: Estas opciones pueden hacer que nos enfriemos y se elimine la presión en las articulaciones, lo que puede prevenir la inflamación.

- Compresa fría: El frío reduce el flujo sanguíneo, disminuyendo así la inflamación y otorgándonos más alivio. Lo ideal es que coloquemos una compresa fría en las áreas afectadas de 10 a 15 minutos de forma intermitente, cada dos horas o cuando sea necesario.

Si seguimos estas recomendaciones sentiremos gran alivio, tener edema gestacional me ha resultado difícil porque ya no me quedan los zapatos que usaba ni los anillos en los dedos de mis manos, pero siempre y cuando esto no represente un riesgo para mi ni para mi bebé, se puede sobrellevar. Si has tenido esta condición durante la etapa de gestación y quieres compartirlo; o si tienes alguna duda al respecto, escríbeme al correo electrónico creciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga!




PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.