Telemetro Telemetro Logo

¿Puedo viajar en avión después de una cesárea?

Bueno...¿Cómo inicio el tema? En realidad no les había contado esta experiencia que viví luego de tener a mi bebé y me parece que es importante porque como mamá primeriza he cometido errores, pero este fue sin saber absolutamente nada de si se podía o no, sino que me lancé a esta aventura.

Les cuento. Mi bebé nació el 3 de noviembre del año 2017, como les conté en una nota anterior decidí viajar más o menos con 8 meses de embarazo a Chiriquí para que naciera allí y así fue; sin embargo, el plan de mi esposo y yo era regresar a casa (Arraiján) lo más pronto que se pudiera. En realidad aunque estaba en la casa de mis suegros, ya anhelaba estar con mi bebé en el calor de nuestro hogar y por eso le dije a mi esposo, al cumplir una semana de nacida que regresáramos.

A ver, allí comenzó el proceso de analizar cómo regresarme, ya que viajamos con nuestra mascota (perra) Alaska y por supuesto no era correcto que viajara en el vehículo con la bebé recién nacida y mi perra, ya que estaba muy pequeña y el hecho de los pelos podría afectarla; así que mi esposo coordinó todo y llamamos al Aeropuerto, con el objetivo de que el mismo día, él saliera en el carro y yo, un poco más tarde en avión con mi bebé, rumbo a la ciudad de Panamá para luego llegar a mi casa que está en Arraiján.

Resulta que no fue nada fácil, la herida de mi cesárea estaba muy reciente y me costaba caminar con la bebé en los brazos, pero bueno, lo cierto es que cuando llamé a la aerolínea sólo pregunté que si se permitía viajar con una bebé recién nacida y me dijeron que sí; llegó el día, el personal del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, en David, me ayudó con una silla de ruedas y me trasladaron a la sala de espera, no tuve que esperar mucho y entré, con ayuda, al avión.

Lo que les puedo decir es que en el momento en que me senté (me tocó en el pasillo gracias a Dios), sólo rogaba que mi bebé no se despertara, tenía fe que nada iba a pasar porque el viaje es corto. Pero, me pasó algo que mi familia no esperaba y tuvimos que llamar a la doctora que me había atendido durante mi estadía en Chiriquí.

Llegué a mi casa súper hinchada, no me cabían las chancletas, ni las mías ni las de mi esposo, tenía los pies enormes, los tobillos súper gordos, me sentía agotada, pues para sorpresa de nosotros, cuando llamé a la doctora me echó un regaño que ni se imaginan, pues me explicó que lo que hice estuvo muy mal, ya que una mujer para poder viajar en avión tras haber pasado por una cesárea, puede hacerlo con tranquilidad a las 4 semanas, debido a que por el despegue y la turbulencia del vuelo la herida puede resultar afectada y el cuerpo también; allí entendimos el porqué de tanta hinchazón.

Existen muchos cuidados que tenemos que cumplir luego de una cesárea, después de esta experiencia aprendí que lo más importante es ser prevenidos y asesorarse antes de tomar una decisión; sobre todo porque no viajé sola, sino con mi bebé recién nacida, la cual también estaba expuesta a alguna afección en el oído, por ejemplo, por el despegue; o de contagiarse con algún virus de algún pasajero. Gracias a Dios ambas llegamos a casa, sanas y salvas, pero quería compartir esto para que las futuras madres que me están leyendo no cometan el mismo error. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.