Telemetro Telemetro Logo

Historias y leyendas del amor en febrero


 

La famosa fecha del amor y la amistad, 14 de febrero. ¿Pero qué hay detrás de todo este drama de corazones y flores? Sobre todo, cuando la fecha cae antes de carnavales.

Muchos chistes y memes se crean al respecto, sobre todo en Panamá donde el carnaval es sinónimo de soltería y libertad. No entraré en detalles de estas contradictorias y cercanas fechas, porque lo que les quiero contar es acerca de las diversas raíces de esta celebración.

En la época del antiguo imperio romano se realizaban festividades paganas para adorar a los dioses Juno (diosa de la mujer y del matrimonio), Fauno Luperco (dios de los rebaños). Estas fiestas eran conocidas como el Festival de la Fertilidad o la Fiesta de Lupercalia, la cual consistía en sacrificar una cabra y un perro como símbolos de fertilidad y pureza respectivamente.

La parte disgusting de esta parte de la historia es que la gente salía a las calles a pegarle a las mujeres con los restos de los animales sacrificados ensangrentados, esto se supone que era para que las mujeres fueran bendecidas y afortunadas de obtener fertilidad. También se cuenta que después de esto, las mujeres solteras eran “sorteadas” para que se aparearan con los hombres disponibles y así incrementar el censo de población. La historia cuenta que gracias a este ritual se formaban muchas parejas que luego se casaban. Esta celebración se realizaba aproximadamente los 15 de febrero.

Otra de las historias cuenta que cuando aparece el cristianismo en Roma, el emperador Claudio II prohíbe los matrimonios entre los jóvenes, sobre todo a los soldados, con el argumento de que eran más débiles cuando tenían esposa y familia que los esperaban en casa . Esta ley fue desafiada por nuestro héroe, el obispo Valentín, quien se encargó de casar a los jóvenes a escondidas del imperio romano. Un buen día lo atraparon, lo encarcelaron y fue decapitado supuestamente un 14 de febrero del 270 d.C. aproximadamente. No es hasta el 498 d.C. aprox. que el Papa Gelasio I declara el 14 de febrero como el día de San Valentín. Luego la fecha fue removida del calendario litúrgico por el Papa Pablo IV en 1969, pero ya la tradición estaba más que arraigada.


Existen muchas versiones de esta historia, entre que San Valentín curó a la hija ciega de un trabajador de la prisión, Valentín se enamoró de ella y antes de morir, le dejó una nota que decía [Tu Valentín]. La nota la pudo leer cuando recuperó la vista.

Incluso hay teorías que afirman que realmente existieron de 3 a 7 San Valentines diferentes y sus historias se difundieron. Y en esta parte me detengo porque las reliquias de San Valentín están regadas en varios países (Italia, España, Irlanda,República Checa, Polonia, Lesbos, Francia) . Tal vez, he ahí la razón de tantas versiones de la historia y tantos Valentines.


Una de las reliquias se encuentra en la Basílica de Santa María en Cosmedín - Roma, Italia; lugar donde los creyentes llegan a prenderle velas al que supuestamente es el cráneo de San Valentín, para que les cumplan los milagros amorosos. Pero esta basílica es uno de los puntos turísticos de Roma, porque además ahí se encuentra la famosa Boca de la Verdad y la cripta de Adriano I.



  No se sabe exactamente cuál es el origen de la celebración, si ha sido una adaptación de las fiestas de la antigua Roma, si realmente ha sido para conmemorar la valentía de Valentín para proteger las muestras de amor entre las personas que se aman; o se elogia las virtudes de Valentín como santo que cura y ama. Solo les digo que no debemos esperar el mes de febrero para mostrarle a nuestros seres queridos lo importante que son en nuestra vida.

PERFIL

Daisy Serracin

Milenial. Rebelde con causa. Estudié producción audiovisual para romper la línea recta de médicos y abogados en mi familia. Amante de la fotografía y el intercambio cultural. He realizado estudios en administración y recursos humanos, lo que me llevó a conocerme mejor y entender con más facilidad a los demás. Creativa y soñadora, pero sin dejar de pisar tierra.

 Tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto cultural, enamorándome aún más de mi Panamá.

 Con herencia de dos países diferentes y con ansias de compartir conocimiento y vivencias a través de mis fotos, inicio Shot Cultural, para crear una comunidad de diversidad e intercambio entre etnias, religiones y culturas.