Amor Mundialista: Panameño se casa y pasa luna de miel en el Mundial de Rusia

Vivir una intensa historia de amor y escoger el debut de Panamá en el Mundial Rusia 2018 para contraer matrimonio y pasar la luna de miel disfrutando de los partidos de fútbol que se viven en los monumentales estadios de este país, es definitivamente una experiencia inolvidable y a su vez, una historia que hay que contar.

Así es, esta es la historia de un joven panameño, José María Paniza, quien hace 10 años, siendo voluntario de una ONG, conoció a Sarina Claes, una joven belga que se encontraba realizando su labor como intercambio estudiantil en la misma organización; él, en exclusiva para Telemetro.com, nos compartió su historia de amor y hoy se la contamos.

"Al principio nos conocíamos pero era un grupo grande de alrededor 150 estudiantes...pasó un tiempo, ella se quedó en la ciudad y hubo un pequeño problema en la directiva, la cambiaron y me ofrecieron trabajar en la organización, pero también hubo un problema con la estadía y ella no podía quedarse mucho tiempo más en el lugar donde estaba, así que mi jefe me pidió el favor que le brindara estadía en mi casa con mis padres...como ya yo había hospedado antes personas, le dije que estaba bien porque pensaba que nada más sería unas semanas, cuando se vino a la casa, el director me dijo que a ella le quedaban tres meses, así que mejor que pasara los últimos tres meses de su año de intercambio en mi cas", contó el joven.

Desde ese momento comenzó todo, nació el amor entre él y Sarina, pero lo manejaron en secreto porqué como él trabajaba en la ONG y ella era voluntaria, no podían tener una relación. Finalizó el intercambio estudiantil de Sarina y regresó a Bélgica y José se quedó en Panamá.

"Ella regresó tres meses después y se quedó viviendo un año más, se fue luego para terminar sus estudios en Bélgica y yo cuando terminé mis estudios en Panamá me fui a hacer una maestría en Bélgica, me quedé dos años allá, terminé mi maestría y me regresé a Panamá con ella", manifestó.

José María y Sarina estuvieron viviendo un tiempo en Panamá y así, sorpresivamente, ella le da la noticia de su embarazo; él cuenta que pensaba pedirle matrimonio pero no lo hizo en ese momento para que ella no pensara que era por la hija que iban a tener. Su hija, Sofía Elena Paniza Claes, nació en Panamá, en el Hospital Nacional, el 30 de enero del año 2016.

La propuesta de matrimonio llegó cuando la niña tenía un año, habían conversado de irse a vivir a Bélgica, así que organizaron una fiesta de compromiso y despedida; en el trascurso de esos días, la Selección Panameña de Fútbol estaba jugando la última ronda de la hexagonal, viendo el juego decidieron que la boda fuera en el mes de septiembre pero sucedió lo que nadie esperaba y es que Panamá clasificó al Mundial; así que cambiaron la fecha de la boda para el fin de semana antes del debut de Panamá en Rusia (el 9 de junio 2018), para que así la luna de miel fuera viendo el partido entre Panamá y Bélgica, casualmente la tierra de su ahora esposa, Sarina Claes.

Esta bella pareja contrajo matrimonio en Leuven-Bélgica y luego se fueron a Rusia y juntos, vivieron el primer partido histórico de Panamá en el Fisht Stadium de Sochi.

"...quedamos en el mismo grupo Panamá y Bélgica, entonces ya Sarina tenía que ir conmigo al Mundial, al final nos casamos y nuestra luna de miel la pasamos viendo los juegos acá...Sarina cuando vivió en Panamá, se volvió una panameña más, baila tamborito, mejor que cualquiera, canta en Ocú, en el tamborito ocueño... ese fue partido interesante, verla a ella apoyar a Bélgica, después de que siempre apoyaba a Panamá...", dijo contento José María Paniza.

Independientemente del resultado (Panamá 0 - Bélgica 3), esta pareja se ha paseado por Rusia, mostrando las banderas de sus respectivos países con orgullo, y en especial José María puede decir hoy en día que es parte del histórico momento en que Panamá, por primera vez, forma parte de un Mundial de Fútbol, estar presente allí, ver el trabajo y el esfuerzo de los jugadores de la Selección Panameña y cantar el Himno Nacional, no tiene precio; y además, conocer esta historia de amor enmarcada en este momento imborrable para la historia de Panamá, es verdaderamente único y había que darlo a conocer. ¡Felicidades chicos, que este Amor Mundialista perdure para siempre!

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida