Africanos vuelven a dominar en el maratón de Boston

BOSTON (AP). El etíope Deriba Merga encontró consuelo tras su decepción en los Juegos Olímpicos al llevarse hoy lunes la victoria en el maratón de Boston, en el que la keniana Salina Kosgei ganó en la rama femenina.

Merga se derritió en el calor de Beijing el año pasado, cuando tuvo que conformarse con el cuarto lugar tras ser rebasado por sus rivales en la recta final del trayecto olímpico.

Pero en Boston se despegó del pelotón justo antes del famoso Heartbreak Hill y cruzó la meta con un tiempo de 2 horas, 8 minutos y 42 segundos. Fue un triunfo abrumador, con casi un minuto de diferencia sobre el keniano Daniel Rono y el estadounidense Ryan Hall.

El desenlace de la prueba femenina fue de infarto. Kosgei superó en un sprint a la etíope Dire Tune, triunfadora en la edición del año pasado. Ambas intercambiaron la punta varias en el tramo final sobre la calle Boylston hasta que Kosgei entró primera, apenas con un zancada de diferencia sobre Tune y un tiempo de 2:32:16.

La estadounidense Kara Goucher marcó el paso sobre las dos africanas cuando llegaron a la Plaza Kenmore, en el centro de Boston y 1,5 kilómetros para la meta, pero sus rivales remataron mejor en la recta final. Goucher quedó tercera, a nueve segundos de las punteras.

Kosgei comentó que las condiciones del tiempo afectaron el desarrollo de la carrera.

"Me la tuve que jugar", dijo Kosgei a la televisión. "El viento fue muy fuerte ... y esto hizo todo más difícil".

La carrera de 2009 fue la más lenta desde 1985, un ritmo que provocó que el pelotón de líderes de los hombres le diese alcance a las mujeres que estaban en la cola y cuando Kosgei recibía sus laureles en el podio.

Los ganadores de la edición 113 de una de las principales maratones del mundo recibieron un premio de 150,000 dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.