Alberto Contador, ganador del Giro de Italia

MILÁN, Italia (AFP) - A sus 25 años, Alberto Contador aparace como el heredero de Lance Armstrong, a cuyo antiguo equipo llegó el español el año pasado para ganar el Tour de Francia antes de conquistar, esta temporada, el Giro de Italia.

Del estadounidense, séptuple vencedor del Tour de Francia, el español adoptó el ritmo de pedaleo en los puertos, como si no se esforzara, y la capacidad de mantener la sangre fría en los momentos calientes. "En montaña, le he visto hacer cosas que sólo Armstrong sabía hacer", declaró el patrón de su equipo, el belga Johan Bruyneel, al diario organizador del Giro de Italia, la Gazzetta dello Sport. "Alberto tiene la mentalidad de un campeón y una extraordinaria confianza en sí mismo. No conocemos todavía sus límites", afirmó el antiguo director de equipo de Lance Armstrong.

Bueno en el descenso, excelente rodador pese a que no alcanza el nivel de Armstrong en este campo, Contador posee la panoplia del vencedor de grandes vueltas. Además cuenta entre sus virtudes con el perfeccionismo, la preocupación por el detalle, que ignoran un buen número de corredores, en particular en el momento de preparar las carreras.

"En este momento, es el mejor corredor del mundo", estimó Johan Bruyneel, feliz de haberse hecho con este talento, que había comenzado su carrera con Manolo Saiz, uno de los personajes de la 'Operación Puerto', en la que Contador fue citado antes de ser absuelto por las autoridades españolas y por la UCI (Unión Ciclista Internacional).

Nacido el 6 de diciembre de 1982 en Madrid, la ciudad que sus padres, Francisco y Francisca, que venían de Barcarrota (Extremadura), habían elegido para vivir cuatro años antes, el nuevo líder del ciclismo mundial, salido de una familia humilde, es el tercero de cuatro hermanos. Fue gracias a su hermano mayor que descubrió el ciclismo tras haber intentado el fútbol y el atletismo.

Marcado por la enfermedad (paralisis cerebral) de Raúl, su hermano pequeño, el vencedor del Giro tuvo problemas de salud, como Lance Armstrong. En 2004, salió indemne de una operación por un edema cerebral.

Pero Contador no podrá defender este año su título del Tour de Francia, ya que su equipo, el Astana, no ha sido invitado por los organizadores. La imagen del Astana se había visto manchada y asociada al dopaje el año pasado tras los casos de dopaje del alemán Matthias Kessler y del los kazajos Andrey Kaschechkin y Alexandre Vinokourov, cuyo control positivo durante el Tour de Francia había arrastrado a la marcha del equipo de la prueba.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.