Alonso Edward, corazón panameño y madre jamaicana

BERLIN (AFP). Alonso Edward, el joven panameño de 19 años que hizo historia al ganar la medalla de plata en 200 metros del Mundial de atletismo de Berlín, siendo el que más se acercó al fenómeno Usain Bolt, tiene algo en común con éste, ya que su madre es jamaicana.

El joven panameño creció en el barrio de Paraíso, en la capital panameña, soñando con ser jugador de béisbol o de fútbol, pero pronto descubrieron que tenía cualidades innatas para la velocidad y Cecilio Woodruff entrenó y formó al nuevo prodigio centroamericano.

Hizo sus primeras incursiones atléticas con su colegio, el San Vicente de Paúl y pronto destacó en el Sudamericano de Menores, donde se consagró como el rey de la velocidad con sus victorias de 100 y 200 metros.

Debido a su progresión, dejó Panamá el año pasado para estudiar y competir en el Barton County Community College, en Kansas, donde también está el barbadense Ryan Brathwaite, que obtuvo hoy jueves el oro en 110 metros vallas.

En caso de que Tabarie Henry, de Islas Vírgenes Estadounidenses, gane una medalla en 400 metros, este colegio podrá estar triplemente orgulloso por tres de sus miembros, aunque curiosamente ninguno represente a Estados Unidos.

Apodado ' Correcaminos', Alonso Edward tiene un hermano pequeño, llamado Mateo, del que dicen que puede superar al medalla de plata en el Mundial de Berlín.

Mateo tiene registro en los 100 metros planos de 10 segundos y 80 milésimas y en los 200 metros posee una marca de 22 segundos y 12 milésimas.

Introvertido, no se siente cómodo entre los periodistas. "Me sentiría bien si fuera más rápido que Bolt, pero a la vez cansado porque todo el mundo va a querer hacerme entrevistas y eso no me gusta", señaló el panameño.

El velocista panameño no quiere que le coloquen la etiqueta de sucesor de su compatriota Irving Saladino como aspirante a una medalla olímpica y mundialista. "Saladino es Saladino pero yo estoy trabajando para llegar allá", indicó.

Su medalla de plata, a la sombra de Bolt, ha podido significar que ya se ha convertido en el sucesor a Saladino, que tiene difícil revalidar su título de longitud en Berlín debido al buen momento del estadounidense Dwight Phillips.

Alonso Edward puede suceder a Saladino en el corazón de los panameños, aunque muchos dicen que el pequeño Mateo pronto podría tomar el trono de ambos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.