Apagón en Brasil levanta nuevas dudas sobre JJOO en Río

BRASILIA ( AP). Brasil salió este miércoles de un enorme apagón que sumió a unas 60 millones de personas en la oscuridad durante horas, generó temores por la seguridad y preocupaciones por los Juegos Olímpicos de los que Río de Janeiro será sede en 2016.

Río de Janeiro, Sao Paulo y otras grandes ciudades estuvieron sin energía eléctrica durante más de dos horas cuando una de las represas hidroeléctricas más grandes del mundo sufrió un desperfecto que la dejó fuera de funcionamiento.

Ladrones aprovecharon la oscuridad para robar a las personas cerca del legendario estadio Maracaná de Río, que será sede de la apertura y cierre de las olimpiadas y la final de la Copa del Mundo de fútbol en 2014. Pero en general, la policía dijo que el delito no aumentó en Río y decreció en Sao Paulo durante el apagón.

La falla se produjo en la hidroeléctrica de Itaipú, la generadora más grande de Brasil compartida con Paraguay y Argentina,

La planta " volvió a operar con normalidad a partir de las 6 de la mañana (0800 GMT)" del miércoles, informaron las autoridades el miércoles en un comunicado.

El ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, señaló que que aún no está claro lo que provocó la interrupción de la transmisión eléctrica, pero que pudo haber sido ocasionado por las tormentas que azotaron la región de Itaipú, en la frontera con Paraguay.

Los metros de Río y Sao Paulo se paralizaron, los teléfonos celulares dejaron de funcionar y el tráfico se convirtió en un caos por falta de semáforos.

Un vocero policial, que habló a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a dialogar sobre el tema, no aclaró cuántos atracos ocurren de promedio en una noche o cuántos ocurrieron durante el apagón, aunque reconoció que fueron más.

Agregó que en otras zonas de Río no parece que hubiese habido un salto considerable de la delincuencia callejera, que atribuyó en parte a que viajeros se quedaron en las estaciones de tren y el metro hasta que fue restaurada la electricidad.

" La imagen de Brasil, de Río, ya es suficientemente mala con toda la violencia", dijo Paulo Viera, un diseñador gráfico de 35 años que estaba sentado en un restaurante a una cuadra de la playa Copacabana.

Viera dijo que le preocupa el efecto que el apagón tenga en la imagen de la ciudad que el mes pasado fue elegida para organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

" No necesitamos esto. No sé cómo podría empeorar".

El apagón se produjo después de una ola de violencia entre pandillas de los barrios pobres de Río.

" Qué triste vivir en una ciudad tan linda con una infraestructura tan precaria", dijo Igor Fernandes, un estudiante de derecho de 22 años. " Esto no debería ocurrir en una ciudad que va a ser anfitriona de los juegos olímpicos".

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva negó que el problema refleje una falta de inversiones en generación eléctrica y líneas de transmisión por parte de su gobierno.

" Es importante destacar que no faltó generación de energía y el problema no fue falta de líneas de transmisión", declaró Lula a periodistas tras una reunión con el presidente de Israel, Shimon Peres.

" En siete años hicimos 30% de todas las líneas de transmisión que se hicieron en los 130 años anteriores".

Brasil sufrió en 2001 una serie de apagones y debió racionar energía eléctrica. Lula aseguró que su gobierno, iniciado en el 2003, superó las carencias que provocaron esa escasez.

En las principales ciudades brasileñas había aún problemas la mañana del miércoles en algunos semáforos y muchos usuarios estaban sin telefonía celular, mientras partes de Sao Paulo batallaban sin abastecimiento de agua debido a que las plantas utilizan electricidad para bombear el líquido.

En Río, el gobernador Sergio Cabral envió una unidad especial de la policía a patrullar las calles el miércoles por la madrugada a fin de mantener la calma en una ciudad conocida por su delincuencia. Además, el alcalde envió otros 3,000 guardas civiles desarmados para controlar el tránsito rodado.

La suspensión en el servicio eléctrico se presentó dos días después de que el programa estadounidense de televisión 60 Minutos informó que dos apagones en Brasil que afectaron a Río de Janeiro en el 2005 y al estado de Espirito Santo en el 2007 Santo, fueron provocados por piratas cibernéticos, conocidos como " hackers".

La versión no ha sido fue confirmada ni desmentida por las autoridades brasileñas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.