Armstrong será operado hoy miércoles

AUSTIN, Texas (AP). Lance Armstrong planea competir en el Giro d'Italia en mayo, a pesar de que la fractura de su clavícula es un poco más grave de lo que se pensaba.

"Creo que aún puedo competir en el Giro", dijo el siete veces campeón del Tour de Francia. "Definitivamente esto es un revés, sin duda. Es el mayor revés que he tenido en mi carrera ciclista, así que es una nueva experiencia para mí".

Durante una conferencia telefónica el martes con reporteros, el ciclista de 37 años indicó que nuevos exámenes en Austin muestran "múltiples trozos" de hueso roto. Será operado el miércoles, y el doctor Douglas Elenz, cirujano ortopédico especializado en medicina deportiva, le colocará una placa para estabilizar la clavícula.

"Creo que van a intentar armar el rompecabezas", dijo el ciclista.

Armstrong se cayó aparatosamente el lunes en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León en el norte de España. El martes voló a su casa en Austin y de inmediato acudió a una consulta con Elenz.

Después de la cirugía, Armstrong descansará durante 72 horas, y luego el cirujano decidirá si el ciclista puede subirse a una bicicleta fija para reanudar sus entrenamientos.

Aunque normalmente la recuperación toma de cuatro a seis semanas, Armstrong espera que la suya será más rápida.

"Es una lesión muy común en el ciclismo", señaló. "Uno escucha hablar de tipos que compiten dos semanas después (de lastimarse), de tipos que compiten dos meses después".

El Giro se llevará a cabo del 9 al 31 de mayo, mientras que el Tour de Francia está programado del 4 al 26 de julio.

Armstrong dijo sentirse frustrado de que la lesión haya ocurrido justo cuando estaba llegando a una excelente forma física. Durante gran parte de la carrera del lunes estuvo entre los primeros 10 competidores hasta que se cayó a unos 19 kilómetros (12 millas) del fin de la etapa.

Johan Bruyneel, director del equipo Astana, dijo que Armstrong pegó duro con la cabeza en el piso y su casco se rompió.

"Sentía que mi condición física estaba ya realmente en un punto en el que iba a poder competir al frente de las carreras", dijo el ciclista.

Pero Armstrong insistió en que no modificará sus planes para el Giro ni cambiará sus entrenamientos con miras a su regreso al Tour, donde ganó siete títulos consecutivos de 1999 al 2006.

Horas antes en España, Bruyneel expresó sentirse seguro que la fractura de Armstrong no le impedirá competir tanto en el Giro como en el Tour.

Eso sí, según advirtió el director, Armstrong no podrá ser considerado entre los favoritos para la ronda italiana.

"No percibo que esto cambie nada para el Tour de Francia", dijo Bruyneel. "Una fractura de clavícula en el mes de marzo no compromete el inicio del Tour de Francia ni el desempeño en el Tour de Francia".

Sin embargo, la lesión probablemente obligue a modificar la estrategia del equipo en el Giro.

"Estar para la salida del Giro no sería problema", anticipó Bruyneel. "Pero necesita estar a un nivel decente para poder competir ... Ahora parece bastante claro que no será candidato, pero sólo tendremos que modificar el objetivo e ir al Giro con otra mentalidad".

Armstrong competía en apenas su segunda carrera en Europa, luego de tres años y medio de retiro. El sábado figuró en el puesto 125 de la clásica Milán-San Remo, a más de ocho minutos detrás del ganador Mark Cavendish.

En medio de una rodada que involucró a varios pedalistas, Armstrong se cayó cuando restaban 20 kilómetros para completar la etapa entre las localidades de Paredes de Nava y Baltanás.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.