Atleta keniano pierde pierna por congelación en Alaska

ANCHORAGE, Alaska ( AP). Un informe de la policía de la Universidad de Alaska ofreció nuevos detalles sobre la causa por la que un destacado atleta de origen keniano pasó tres días solo en el bosque bajo temperaturas gélidas, lo que llevó a que se le amputara una pierna.

De acuerdo con el informe, Marko Cheseto, estudiante de la universidad de 28 años, salió a correr en solitario porque se sentía deprimido y se desmayó al pie de un árbol.

El atleta, reconocido entre los mejores del nivel universitario estadounidense en las competiciones a campo traviesa, desapareció de la universidad el 6 de noviembre. Tres días después, entró tambaleante al vestíbulo de un hotel en Anchorage, con gangrena en un pie y un severo cuadro de hipotermia.

Vestía una camiseta, pantalones vaqueros, dos chaquetas y calzado deportivo, pero no llevaba gorro ni guantes. Tenía los zapatos pegados a los pies por el hielo.

De acuerdo con el informe de la policía del campus, obtenido por The Associated Press mediante una petición amparada en la libertad de información, Cheseto dijo a los agentes que se despertó el 6 de noviembre por la mañana y buscó a su compañero de habitación. Le quería decir que tenía "dificultades para seguir adelante en la vida", pero su compañero se marchó al trabajo, lo que agravó la depresión del atleta africano.

"Me dijo que sentía que nadie podía entender sus dificultades y que todos le decían que simplemente tenía que perseverar", señala un agente en el informe, que tenía varios fragmentos tachados y no daba detalles sobre los problemas de Cheseto.

El keniano era un atleta destacado en su equipo pero no compitió durante la temporada pasada tras el suicidio de su amigo y compatriota William Ritekwiang, cuyo cadáver fue encontrado en febrero dentro de un apartamento cercano al campus.

El informe señala que Cheseto comenzó a correr cerca de las 7.00 de la tarde en un sendero que suele cubrirse de nieve en esta época del año. Se apartó del camino para correr en el bosque donde, según dijo a la policía, se desmayó al pie de un árbol.

Cuando despertó, estaba nevando y sus piernas estaban enterradas en la nieve. Cheseto relató que comenzó a hacer ejercicios para poder desentumecer sus extremidades, hasta que pudo ponerse de pie y caminar hacia donde escuchaba automóviles. Así llegó al hotel.

"El dijo que les preguntó qué día era y se sintió conmocionado al saber que era la mañana del miércoles, ya que pensaba que apenas era lunes", asegura el informe policial.

Cheseto permanecerá hospitalizado durante otro par de semanas y le están tomando medidas para una prótesis, dijo el jefe del equipo de atletismo de la universidad Michael Friess.

El día antes que el joven desapareciera, el equipo de campo traviesa de la universidad había regresado triunfante de los campeonatos regionales universitarios en Spokane, Washington, donde ganó todos los títulos en disputa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.