Australia: Djokovic quiere prolongar su año de ensueño

MELBOURNE, Australia (AP). Serena Williams pasó un rato con Novak Djokovic esta semana, dándole instrucciones sobre cómo debe posar un múltiple campeón de Grand Slam.

Después de ganar tres de las cuatro grandes citas del año pasado para despedazar el duopolio Rafael Nadal-Roger Federer en el tenis masculino, Djokovic necesita enfocarse en la defensa de una de sus coronas en vez de distraerse mucho con el acto de recibir un trofeo.

Williams es una experta en la materia. La campeona de 13 Slams ha revalidado el título de los grandes en tres oportunidades.

Federer y Nadal también tienen conocimiento, pero es impensable que se pongan a darle consejos a Djokovic. Los dos buscarán bajarlo de su pedestal cuando a partir del lunes arranque el primer Grand Slam de la temporada, cuya final de hombres será el 29 de enero.

Tanto Federer como Nadal llegan con problemas físicos. Federer se retiró del torneo de Doha con un dolor en la espalda y Nadal arrastra una molestia en el hombro que planea mitigar tomándose un descanso el próximo mes.

La lista de lesiones en la rama femenina es más amplia.

Williams sufrió un esguince en el tobillo izquierdo la semana pasada y no pudo continuar en el torneo de Brisbane, aunque parece en mejor forma y confía en que estará lista para jugar.

"El tobillo está mejor. No al 100 por ciento, pero mejor que la semana pasada", dijo Williams el jueves. "Me siento estupenda. Y siento que estoy de verdad a punto físicamente. Este es uno de los momentos en los que mejor he estado físicamente en mi carrera".

Williams se perdió el torneo de 2011 por una lesión, así que no pudo defender el título que ganó en 2010 ni participar por primera vez tras seis presentaciones consecutivas en el Melbourne Park, donde ha ganado cuatro títulos y sólo ha perdido dos veces.

Kim Clijsters, la campeona del año pasado, se retiró de su semifinal en Brisbane la semana pasada por un espasmo en la cadera. Pero ha entrenado sin contratiempos en Melbourne.

Caroline Wozniacki, ocupante del primer lugar del ranking, se lastimó la muñeca izquierda al perder en cuartos de final en Sydney el miércoles. Maria Sharapova, la campeona del Slam australiano en 2008, prefirió no participar en los torneos previos para darse más tiempo de descanso en un tobillo lastimado.

Venus Williams y Andrea Petkovic se retiraron en el curso de la semana, mientras que Sam Stosur llega con el ánimo golpeado tras ganar apenas un partido en sus dos primeros torneos en su país natal, después de haber vencido a Serena en la final del Abierto de Estados Unidos.

Serena Williams mantuvo informados a sus seguidores a través de las redes sociales, subiendo las fotos de su clase de poses a Djokovic y su gusto por la moda.

Djokovic se divierte. Cuando llegó al certamen del año pasado, tenía sólo un título de Slam en su colección, el de Australia 2008.

Pero se inspiró tras ganar la Copa Davis con Serbia y lo que se vino después fue fenomenal. Su consagración en Australia inició una racha de 41 partidos sin perder, la cual fue cortada al caer ante Federer en las semifinales del Abierto de Francia. "Nole" se repuso y venció a Nadal en la final de Wimbledon y nuevamente en la definición del US Open.

Derrotó a Nadal en las seis finales que disputaron en 2011, todo con una fórmula que incluyó un mejor saque, una defensa más agresiva, un dieta estricta libre de gluten y muchísima confianza.

Arrancó el año llevándose la victoria en un torneo de exhibición de alto calibre en Abu Dabi.

Djokovic conquistó 10 títulos y acumuló un monto récord de 12,6 millones de dólares el año pasado, en el que desalojó a Nadal del primer lugar tras Wimbledon. Se convirtió en el primer jugador fuera del dúo Federer-Nadal que termina primero desde 2003.

Cuando le preguntaron si podría repetir semejantes resultados en 2012, Djokovic respondió también con una pregunta: "¿Por qué no?".

"Necesito creer en mi talento. Tengo que creer que puedo repetir este año".

Djokovic llegó a Melbourne durante la primera semana del año y ha estado prácticamente escondido, salvo esporádicos mensajes en Twitter.

Igual de discreto ha estado Federer durante sus entrenamientos en el Melbourne Park, donde ha ganado cuatro campeonatos.

Cerró el último año con su victoria en la Copa Masters en Londres, señal de que no se le debe dar por descartado tras completar su primera temporada sin una corona de Grand Slam desde 2002. Dice que el 17mo de su carrera podría esta "a la vuelta de la esquina".

Nadal recibió las llaves del torneo esta semana, pero metafóricamente.

El año pasado, Nadal llegó como el favorito pero su empeño por un cuarto título seguido en los Slams naufragó al perder ante su compatriota español David Ferrer en los cuartos de final.

Tras participar esta semana de un acto promocional de un patrocinador, Nadal se refirió a la condición de su hombro.

"Mi hombro está bien, bastante bien", dijo. "Intentaré dar lo mejor".

Una hora después se entrenó con el argentino David Nalbandian dentro de la Rod Laver Arena y no mostró señales de problemas.

Andy Murray es el único de los cuatro primeros del ranking que vio acción en Australia este mes, coronándose en Brisbane. Perdió las dos últimas finales del Abierto de Australia y está desesperado por ponerle fin a la sequía de los varones británicos en las grandes citas, que se remonta a 1936.

Contrató a Ivan Lendl, el ocho veces campeón de Slams, como su nuevo entrenador para tratar de conseguir el objetivo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.