Australia: Nadal no tuvo que sudar tanto esta vez

MELBOURNE, Australia (AP). Rafael Nadal será muy pronto un modelo de Armani. El español trasciende el tenis, ahora a la par de astros del fútbol como Cristiano Ronaldo y David Beckham.

La campaña Armani será lanzada el próximo mes, pero por ahora su empeño se enfoca exclusivamente en el "Rafa Slam".

Nadal estiró el lunes a 25 su racha de victorias en las grandes citas al despachar 6-2, 6-4, 6-3 al croata Marin Cilic en los octavos de final del Abierto de Australia.

Campeón vigente del Abierto de Francia, Wimbledon y el US Open, Nadal no ha perdido en un major desde los cuartos de final en Melbourne Park el año pasado. Nadie ha ostentado las cuatro coronas al mismo tiempo desde Rod Laver en 1969.

Su victoria sobre Cilic dejó la mesa servida para un duelo de cuartos contra su compatriota David Ferrer, quien supo capear los latigazos del saque de Milos Raonic, la gran promesa canadiense de 20 años. Ferrer acabó imponiéndose 4-6, 6-2, 6-3, 6-4 y así dejó en el camino al jugador que hizo su debut en un Grand Slam.

En su victoria en la ronda anterior, Nadal se quejó de que un virus la había sudar más y que se sentía más cansado de lo habitual. Tuvo que sacarse varias veces su camiseta roja debido al pegajoso sudor.

También indicó que había perdido casi tres kilos (seis libras) desde que se enfermó en Qatar hace dos semanas.

De repente, algunos empezar a dudar sobre si tendría la energía de completar su "Rafa Slam".

"No tuve que sudar mucho esta noche y estoy bastante contento", declaró Nadal al dirigirse a la afición en el estadio Rod Laver. "Los dos días previos había sudado como un condenado y me sentí muy cansado al jugar".

Algo que le ayudó fue que no hubo mucho calor, ya que las temperaturas fueron más frescas: de alrededor de 15 grados centígrados 60 F.

"Hoy fue el primer día en que me sentí físicamente perfecto", declaró Nadal. "Esa es la cosa más importante".

Esa no es la mejor de las noticias para Ferrer, el séptimo preclasificado.

Andy Murray, quien el año pasado derrotó a un Nadal mermado por dolencias físicas en la ronda de cuartos, también lo habrá notado.

El británico Murray avanzó a cuartos in perder un set y tras derrotar al austríaco Jurgen Melzer por 6-3, 6-1, 6-1, una resonante victoria que aumenta las expectativas de que podrá repetir en la final.

Murray cerró con un ace para eliminar a Melzer en sets consecutivos por segundo año consecutivo en el Melbourne Park.

El subcampeón de 2010 tendrá un oponente inesperado para su siguiente partido, luego que el ucraniano Alexandr Dolgopolov eliminó 1-6, 6-3, 6-1, 4-6, 6-2 al sueco Robin Soderling.

Murray apenas ha perdido sólo 22 juegos en su camino hacia los cuartos de final.

"El año pasado jugué algo del mejor tenis de mi vida", dijo Murray, que sólo acumuló 10 errores no forzados ante Melzer. "Le estoy dando a la pelota bastante bien, espero que siga así".

"Pero no quiero dejarme llevar, nunca he ganado una de estas cosas antes".

Murray ha perdido ante Federer en dos finales de majors, lo que ha ampliado la sequía de los tenistas británicos en algún torneo Grand Slam que se remonta a 1936.

Soderling, cuarto preclasificado, no había perdido ni una sola manga durante una seguidilla de ocho victorias, la cual comenzó con su avance hasta la final del torneo de Brisbane, considerado de preparación para este Abierto. Dominó el primer set pero no pudo mantener el ritmo ante el ucraniano de 22 años, que disputa su cuarto major y acababa de pasar por una victoria en cinco sets ante Jo-Wilfried Tsonga.

En la rama femenina, la belga y tercera preclasificada Kim Clijsters se entreveró en cuartos con un triunfo 7-6 (3), 6-2 sobre la rusa Ekaterina Makarova.

Además, la rusa Vera Zvonareva (2) continuó avanzando rumbo a su tercera final consecutiva en un Grand Slam al eliminar 6-4, 6-1 a la checa Iveta Benesova.

Zvonareva dijo que no le pone atención a las personas que dudan que se merezca el segundo puesto en el escalafón pues no ha ganado un major.

"Hay mucha gente que nunca me dio mi lugar y hay muchos que pensaron que ni siquiera llegaría a las semifinales del Grand Slam", dijo. "Pero no me molesta, lo más importante es creer en mí misma".

Zvonareva se enfrentará en cuartos con la checa Petra Kvitova, que remontó para vencer a la italiana Flavia Pennetta por 3-6, 6-3, 6-3.

La polaca Agnieszka Radwanska venció a la china Peng Shuai por 7-5, 3-6, 7-5 y será la rival de turno de Clijsters.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.