Australia: Nalbandian supera a Hewitt en otro duelo vibrante

MELBOURNE, Australia (AP). Tuvieron que pasar cinco años y otros cinco agotadores sets, pero David Nalbandian fue quien esta vez celebró en el Abierto de Australia ante Lleyton Hewitt.

En un duelo entre dos rivales que hace poco pasaron por el quirófano para operaciones en la cadera, el argentino Nalbandian se impuso 3-6, 6-4, 3-6, 7-6 (1), 9-7 en la madrugada del miércoles australiano.

El partido de primera ronda se fue a los cinco sets, al igual que otro maratón por los cuartos de final en 2005, cuando Hewitt alcanzó la final.

Esa fue la mejor campaña de Hewitt en 15 participaciones en el Grand Slam de su país, torneo en el que el último local que se consagró campeón fue Mark Edmonson en 1976. Cumplirá los 30 años el mes próximo y atrapar el título cada vez es más lejano.

"No puedo hablar, estoy fundido", dijo Nalbandian tras las cuatro horas y 48 minutos de un emotivo partido en la Rod Laver, la cancha principal del Melbourne Park. "Siempre salen partidos largos cuando jugamos. Es un verdadero gladiador".

Previo al partido, Hewitt marcaba una ventaja 3-2 en el historial entre ambos. Una de las victorias de Hewitt fue en la final de Wimbledon 2002.

Cuando se midieron en Australia 2005, ambos protagonizaron un altercado al cambiar de lado y el video de ese episodio fue mostrado repetidamente por la televisión local para promover el partido.

Después de levantar dos bolas para partido en contra, Nalbandian no vaciló ante su primera oportunidad al definir con un globo perfecto.

Nalbandian parecía desahuaciado en el cuarto parcial, pero el argentino de 29 años reaccionó a tiempo cuando Hewitt se puso arriba 3-1 y dispuso de tres bolas de quiebre. En un abrir y cerrar de ojos, Nalbandian se puso al frente 5-3 y luego se impuso cómodamente en el desempate.

Lo peculiar del enfrentamiento fue la exhibición de garra de dos tenistas de mucho rodaje. Son dos veteranos que intuyen que el fin de sus carreras no está lejos.

Hewitt no se resigna y quiere recuperar el nivel que le permitió ser el número uno del mundo en 2001-02. Nalbandian cuenta con 11 títulos de por vida, pero la final de Wimbledon se mantiene como su gran logro en las grandes citas.

La tensión fue mayor en la quinto manga, una que ofreció un compendio de situaciones cambiantes y puntos largos.

Nalbandian llegó a sacar por el partido en ese set, pero Hewitt le quebró el servicio.

Luego fue el turno del australiano de olfatear el triunfo hasta que Nalbandian, pese a sufrir calambres en las piernas, encontró el soplo de aire suficiente para inclinar la balanza a su favor.

"Es decepcionante irse sin la victoria después de pelear tanto", declaró un Hewitt muy desconsolado.

Ahora, en segunda ronda, Nalbandian, se las verá con Richard Berankis, un prometedor lituano de 20 años que aparece en el puesto 95 del rannking. Berankis avanzó tras derrotar 6-4, 6-2, 7-5 al australiano Marinko Matosevic.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.