Ben Johnson promueve nueva campaña antidopaje

LONDRES (AP). El desacreditado velocista Ben Johnson es el rostro de una nueva campaña antidopaje.

El canadiense fue despojado de su medalla de oro olímpica y récord mundial en la prueba de 100 metros en los Juegos Olímpicos de Seúl, Corea del Sur, después de resultar positivo a consumo de esteroides. Tras dos años de suspensión, recibió un castigo de por vida en 1993 por resultar positivo en un segundo examen antidrogas.

Ahora está promoviendo una campaña antidopaje, Pure Sport (Deporte Puro), la cual ha sido lanzada por una compañía de ropa deportiva.

"Ganar una medalla de oro y ser el mejor del mundo costó mi reputación, mi vida", dijo el jueves Johnson en Londres. "Estoy aquí para tratar de cambiar eso. Estoy tratando de limpiar el aire y limpiar mi parte de vida, tratando de ayudar a generaciones futuras y atletas futuros, atletas de mi calibre, que han dado positivo, que han estado en el mismo barco que yo, tratando de ayudarlos y decir `no están solos'", agregó.

Johnson dijo que espera disuadir a futuros atletas que piensan en el dopaje.

"Si puedo ayudar a cambiar la mente de atletas en generaciones por venir, para eso estamos aquí", señaló.

Quienes respaldan la campaña dijeron en un comunicado que Johnson pedirá a aficionados a los deportes que firmen una petición exigiendo acción para "mejorar la decreciente credibilidad del deporte mundial", exigiendo al mismo tiempo un proceso de verdad y reconciliación en todo el deporte.

Johnson llevará este mensaje al Estadio Olímpico en Seúl el 24 de septiembre, en el 25to aniversario de la carrera en la que fue destrozada su reputación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida