La "Boltmanía" revoluciona el mundo del atletismo

PARIS (AFP). El pequeño mundo del atletismo, cuye declive han estado anunciado durante años sus detractores, no sólo está en muy buena forma sino que vive uno de sus mejores momentos gracias a los éxitos espectaculares de un sólo hombre, el rayo jamaicano Usian Bolt.

El velocista caribeño ha revolucionado el selecto circuito del atletismo internacional con su asombrosa capacidad de sprint, su personalidad extrovertida y su exhibicionismo en la pista y ante las cámaras.

Como ya hiciera en los Juegos Olímpicos de Pekín, Bolt dominó el Mundial de atletismo del mes pasado en Berlín al hacer añicos los récords mundiales en 100 y 200 metros lisos y conseguir con Jamaica su tercera medalla de oro en los relevos 4x100 m.

El atleta, nacido en la parroquia jamaicana de Trelawny, recortó en 0,11 segundos los récords de los 100 y los 200 metros y fue coronado como indiscutible rey del sprint ante un público entusiasta.

En Alemania, Bolt volvió a encandilar a sus fanáticos adoptando extrañas poses ante las cámaras de televisión poco antes de empezar la carrera, un estilo que sus rivales ya están adoptando, muy alejado de las posturas "callejeras" que dominaban hasta ahora en la pista.

"Tengo mucha energía y me gusta que se vea", asegura Bolt.

Sin embargo, a pesar de su exhuberancia y de su exhibicionismo ante las cámaras, el 'Relámpago Bolt' intenta conservar la cabeza fría y no sobrevalorar demasiado sus propias capacidades, gracias el estricto control de su entrenador, Glen Mills.

"No confío demasiado en mí mismo", asegura. "Tengo un entrenador que no me lo permitiría. Siempre está al acecho, haciéndome trabajar duro, presionándome y recordándome que tengo que controlarme a mí mismo", explica el velocista.

Bolt, que va de un lado a otro rodeado de gente como si fuera una estrella del rock, asegura que todavía "está en camino" de convertirse en una leyenda del atletismo, a pesar de sus éxitos.

"Todavía no lo he conseguido: tendré que ser campéon año tras año, una y otra vez. Me estoy convirtiendo en leyenda pero todavía no lo soy", dice el atleta de 23 años.

Según Lamine Diack, responsable de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Bolt ha conseguido algo que muchos atletas sueñan, ser "el deportista más famoso del mundo, no sólo en atletismo".Pero el jamaicano tiene otra ventaja: no sólo es un campeón en lo deportivo sino tambíen en lo económico, pues esta temporada su presencia se convirtió en el principal atractivo de todas las competiciones en las que participó, con un público cada vez más numeroso.

Fue el caso de la reunión de París, cuya campaña publicitaria estaba basada exclusivamente en la presencia de Bolt, relegando a los demás deportistas y a las otras disciplinas a un segundo plano.

Para la IAAF, la consagración de Bolt coincide además con el lanzamiento de la Diamond League, una serie de 14 reuniones de atletismo que sustituirá a la actual Golden League.

La nueva organización podría permitir a Bolt correr codo a codo con sus princpales rivales, algo que hasta ahora los agentes de los deportistas habían intentado evitar a todo costa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.