Brady y los Patriots por la revancha ante los Giants

INDIANÁPOLIS, (AFP) - En el 2008, New England Patriot y su mariscal de campo Tom Brady habían llegado al Superbowl invictos, y parecía que se encaminaban a la temporada perfecta, pero los increibles New York Giants echaron por tierra los pronósticos y se llevaron el trofeo Vince Lombardi.

Para olvidar ese fatídico 3 de febrero, en que los Patriots perdieron 17-14 por un touchdown rival a 35 segundos del final, Brady tiene que guiar a su equipo a la victoria contra los New York Giants el domingo en Indianápolis, sede del 46 Superbowl, la final por el campeonato de la Liga Nacional de Footbal Americano (NFL).

El partido más esperado del año en la temporada será visto por aproximadamente 110 millones de estadounidenses por la cadena televisiva NBC. Con 111 millones de telespectadores, el Superbowl del 2010 se convirtió en el programa de televisión más visto en la historia en los Estados Unidos.

" Esa derrota aún arde dentro de nosotros", dijo Logan Mankins, uno de los jugadores defensivos encargados de proteger a Brady de las embestidas opuestas.

El mariscal de campo con más glamour en la NFL, casado con la modelo brasileña Gisele Bundchen, jugará en el gran estadio cubierto de Indianápolis su quinto Supertazón en diez temporadas, todos ellos al frente de los Patriotas.

Brady ha perdido sólo una vez el "Gran Juego", y fue la dolorosa derrota de 2008 contra los Gigantes.

Con una cuarta victoria en estas lides, empataría el récord de más títulos de Superbowl para un quarterback, compartido ahora por los legendarios Joe Montana y Terry Bradshaw.

Los Giants, último equipo en vencer a New England en la temporada regular (24-20, en noviembre), llegan con etiqueta de no favoritos a esta cita, tal como ocurrió hace cuatro años.

Dados por muertos después de una racha de cuatro derrotas en la campaña regular, se clasificaron in extremis para los playoffs, con el boleto comodín. Pero por el camino de postemporada dejaron a los grandes favoritos de Atlanta Hawks, los campeones defensores Green Bay Packers y San Francisco 49ers, para dar una sorpresa.

" Nadie nos daba de favoritos en los playoffs y ello ha multiplicado por diez nuestra motivación. Todavía tenemos algo que demostrar", dijo Eli Manning, el mariscal de campo que crucificó a los 'Pats' en el 2008, imitando a su hermano mayor, Peyton, ganador del Superbowl con los Indianapolis Colts.

Los Patriots cuentan con la ofensiva que más yardas avanza en el terreno, pero casi son la peor defensa ante los pases enemigos. Esa debilidad podría explotarla Manning con sus receptores Hakeem Nicks y el puertorriqueño Víctor Cruz.

Un hecho poco visto en estos juegos, es que se enfrentarán dos jugadores de raíces puertorriqueñas, con Cruz del lado de los Gigantes, y el ala cerrada Aaron Hernández por los Patriotas.

Según los expertos, el triunfo estará a la mano del equipo que cuente con la mejor unidad defensiva en torno a su mariscal de campo.

Los organizadores anunciaron que la estrella del pop Madonna actuará en el espectáculo del medio tiempo, interpretando cuatro canciones.

"Nunca he trabajado tan duro para preparar un espectáculo" dijo la cantante, quien reveló que el sueño de toda la vida era "estar en el escenario en el Superbowl".

El partido más lucrativo del año en el deporte estadounidense animará la economía de la tranquila ciudad de Indianápolis con un caudal de 150 millones de dólares. Cada comercial televisivo del Superbowl tendrá un costo de 3,5 millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.