Brady lanza para 517 yardas ante Miami; Janikowski impone marca

MIAMI (AP). Tom Brady fue a la banca, con el cabello bañado en sudor y que le cubría parte del rostro, mientras renegaba por haber sufrido su primera intercepción en cerca de 11 meses.

Poco después se sentaría en el mismo lugar mostrando una enorme sonrisa mientras sus compañeros lo felicitaban por su desempeño con el que implantó récord.

Brady dejó a un lado una inusual intercepción para imponer una marca del equipo lanzando para 517 yardas y cuatro touchdowns, entre ellos uno de 99 yardas con Wes Welker, y los Patriots de Nueva Inglaterra iniciaron con una victoria por octava temporada consecutiva en un partido de lunes por la noche al vencer 38-24 a los Dolphins de Miami.

El defensive end Jared Odrick atrapó un pase desviado y preparó el terreno para una anotación de Miami y terminar con la racha de Brady _la más larga de la NFL_ de 358 pases sin recibir anotación.

Por lo demás, Brady y los actuales campeones de la División Este de la Conferencia Americana tomaron el camino justo donde se quedaron la temporada pasada, cuando el quarterback lanzó 36 touchdowns y su equipo encabezó la liga en anotaciones.

Nueva Inglaterra terminó con 622 yardas, la mayor cantidad en un partido en la historia de la franquicia y la mayor cantidad permitida por Miami. La actuación de Brady opacó el desempeño de Chad Henne, que a su vez implantó su marca personal al lanzar para 416 yardas por Miami.

Las 906 yardas aéreas totales representan una marca de la NFL.

"Hicieron buenas jugadas contra nosotros", dijo Brady. "Nosotros hicimos un par más que ellos".

Brady, que completó 32 de 48 pases, se convirtió en el 11mo quarterback en lanzar para al menos 500 yardas. Norm Van Brocklin impuso el récord de 554 yardas en 1951.

"Estamos contentos por tenerlo de nuestro lado", dijo sonriendo su compañero Danny Woodhead.

"Fue vergonzoso", dijo el safety de Miami Yeremiah Bell. "Esto no puede suceder".

Y en Denver, Champ Bailey abandonó los vestuarios con una evidente cojera.

El Pro Bowler de los Broncos de Denver no fue el único.

Los Broncos terminaron bastante lastimados y superados tras una derrota de 23-20 ante los Raiders de Oakland el lunes en un partido en el que Sebastian Janikowski igualó una marca de la NFL con su gol de campo de 63 yardas.

Brandon Lloyd salió cojeando por una lesión de ingle, la participación de Elvis Dumervil fue limitada a labor de acarreo por una molestia en un hombro y Knowshon Moreno se resintió de una lesión en el tendón de la corva.

Todas esas lesiones podrían no ser nada grave. O podrían representar problemas.

"Es un asunto del tendón de la corva. Lo he enfrentado antes", dijo Bailey mientras abandonaba el estadio. "Hay que ver qué tan grave es. Someterme a una resonancia magnética y partir de ahí".

Los Raiders (1-0) ganaron en Denver por cuarta temporada consecutiva en el debut de Hue Jackson como head coach de la NFL y propinaron a los Broncos (0-1) su primera derrota en un juego de apertura en casa desde 2000.

"No hay premio de consolación", dijo el coach John Fox, quien debutaba al frente de Broncos.

Los Broncos redujeron la ventaja a 23-20 con un pase de 9 yardas de Kyle Orton a Lance Ball para anotación, pero eso fue lo más cerca que estuvieron de los Raiders.

A partir de ahí, los Raiders quemarían el reloj.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.