Drew Brees, Atleta Masculino del Año de la AP en EU

NUEVA ORLEANS (AP). Drew Brees, el quarterback que condujo a los Saints de Nueva Orleáns a su primer título del Super Bowl y le devolvió la alegría a una ciudad todavía devastada por el huracán Katrina, fue elegido como el Atleta Masculino del Año 2010 por los miembros de la AP en Estados Unidos.

Brees es apenas el cuarto quarterback de la NFL en cuatro décadas que gana el premio que la AP entrega desde 1931. El jugador más valioso del Super Bowl recibió 48 de los 176 votos de las organizaciones noticiosas que forman la cooperativa de la AP.

Brees, cuya carrera se vio al borde del abismo por una grave lesión de hombro hace cinco años, condujo a los Saints a su primer campeonato en febrero. El triunfo está enmarcado en las obras de caridad encabezadas por Brees que recaudaron millones de dólares para ayudar a Nueva Orleáns a recuperarse del embate de Katrina.

El campeón de la serie de automovilismo NASCAR, Jimmie Johnson, quedó segundo con 31 votos, mientras que el boxeador filipino Manny Pacquiao fue tercero con 21.

Johnson, que logró su quinto título consecutivo de NASCAR, obtuvo el premio en 2009.

Roy Halladay, pitcher de los Filis de Filadelfia que lanzó un juego sin hits y otro perfecto la temporada pasada, quedó cuarto con 17 votos, seguido por el quarterback de los Eagles de Filadelfia, Michael Vick, con 10.

El premio fue anunciado el viernes.

"Siempre he tratado que me consideren como uno de los mejores, un campeón", comentó Brees, que consiguió su primer título en su novena campaña en la NFL. "Sin duda cambia la forma en que te perciben, la forma que la gente habla de ti, la categoría en la que te colocan. Es un honor".

Los otros quarterbacks que obtuvieron el honor fueron Tom Brady (Patriots, 2007), Joe Montana (49ers, 1989-90) y George Blanda (Raiders, 1970).

El pedestal en el que ahora está Brees es incluso más increíble si se piensa que llegó a Nueva Orleáns tras ser descartado por San Diego tras sufrir una lesión en el hombro que amenazaba su carrera. Los Saints estaban en su peor momento tras el huracán Katrina, y el equipo necesitaba el impulso de un mariscal que buscaba una segunda oportunidad.

Brees cree que fue una combinación perfecta.

"Nueva Orleáns es el último lugar donde pensé que estaría", dijo Brees. "La organización y el equipo de los Saints no tenían una gran reputación antes de (2006), así que probablemente no era el lugar más atractivo para que alguien viniera. Luego, después de la tormenta, la ciudad estaba destruida y todos estaban sin hogar, y cuando pienso en esos momentos, es como si estuviésemos empezando de cero".

Casi cinco años después, es bien conocida la historia de cómo Brees reconstruyó su brazo, su carrera, su equipo e incluso ayudó a reconstruir Nueva Orleáns.

Desde 2006, ha lanzado pases para más yardas (22.153) y touchdowns (150) que cualquier otro quarterback en la NFL, y de paso impuso marcas para el equipo en ambas categorías. Su porcentaje de pases completados de 70,6 en 2009 fijó un récord para la NFL.

En su primera temporada, llevó a los Saints al partido por el título de la Conferencia Nacional, y al triunfo en el Super Bowl en su cuarta campaña. Nueva Orleáns venció 31-17 a Indianápolis en Miami.

La fundación de Brees ha recaudado más de seis millones de dólares, la mayoría para arreglar escuelas, parques y canchas de atletismo en Nueva Orleáns.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.