Brees resulta el Más Valioso del Super Bowl

MIAMI (AP). Drew Brees creció en Texas y comenzó a jugar profesionalmente en el lejano San Diego, pero convirtió a Nueva Orleáns en su hogar y de manera excepcional hizo suya su causa.

Después de 43 años de trivialidad y de una de las mejores actuaciones de un mariscal de campo en un Super Bowl, los Saints finalmente lograron su primer título en la NFL.

"Simplemente creímos en nosotros y sabíamos que teníamos a toda una ciudad y quizá a un país entero respaldándonos", comentó el domingo Brees después de ser designado el Jugador Más Valioso en la victoria de Nueva Orleáns por 31-17 sobre los Colts de Indianápolis.

"¿Qué puedo decir? Traté de imaginarme durante mucho tiempo cómo sería este momento, y es mejor de lo esperado", agregó.

"Simplemente se siente como si así hubiera sido planeado. ¿Qué puedo decir? El nacimiento de mi hijo, y en el primer año de su vida ganamos un título de Super Bowl".

La gente de Nueva Orleáns lo abrazará ahora más fuerte que algunos de sus parientes. No perjudicó, por supuesto, que cuando Brees llegó en el 2006, tanto el como la ciudad estaban en una encrucijada.

Un desgarre en el rodete articular de su hombro de lanzar en el último juego de la temporada del 2005, combinado con la adquisición del joven pasador prometedor Philip Rivers por parte de los Chargers, hizo que Brees fuera prescindible y dejado preguntándose si su carrera estaba ya en declive.

Cuando el entrenador en jefe de los Saints, Sean Payton, llevó a Brees a Nueva Orleáns con la esperanza de venderle la idea de unirse a los Saints, Brees se dio cuenta de que había encontrado el lugar perfecto para comenzar su propia recuperación, mientras veía a la población batallando para hacer frente a la devastación dejada por el huracán Katrina.

"¿Hace cuatro años quién hubiera pensado que esto ocurriría", expresó tratando de contener las lágrimas.

Después de un tambaleante primer cuarto, Brees encontró su ritmo a la mitad del segundo período y terminó empatando una marca de 32 pases completos de 39 intentos, para ganancia de 288 yardas y dos anotaciones. Nunca estuvo más afinado que durante lo que resultó ser la ofensiva para la anotación definitiva, en la que concretó 10 pases completos seguidos.

"Fenomenal", lo calificó el receptor abierto Marques Colston. "Realmente no se puede expresar en palabras ese tipo de actuación. Lograr 32 pases completos y dos anotaciones; Se merece (el premio)".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.