Broncos conquistan conversión y derrotan a San Diego

ETIQUETAS

(AP). Nadie pudo frenar a Brandon Marshall, quien impuso una marca interna al atrapar 18 pases en su regreso al equipo titular de los Broncos de Denver luego de cumplir un partido de suspensión.

Por ello, cuando el entrenador de los Broncos, Mike Shkanahan, eligió la búsqueda de una conversión de dos puntos en vez de buscar el empate cuando su equipo perdía ante los Chargers de San Diego por 38-37, con 29 segundos por jugarse en su partido del domingo, el balón fue para... el novato Eddie Royal.

Marshall sirvió de señuelo y la atrapada le dio a Denver (2-0) una victoria de 39-38 sobre San Diego (0-2), que nuevamente fue sorprendido en los últimos segundos del partido.

"Tenemos muchas armas y muchos blancos, y simplemente el balón me llegó a mí", dijo Marshall.

Entonces el balón fue para Royal, que fue el segundo jugador seleccionado en el draft procedente del Tecnológico de Virginia, quien atrapó nueve pases para 146 yardas en un debut dramático la semana anterior al llevar a Denver a vencer a los Raiders de Oakland en el primer partido de la temporada.

Royal jugó un partido que Marshall se vio obligado a ver desde su sillón favorito debido a que fue suspendido por el comisionado de la NFL por una serie de problemas extracancha.

"Marsall había sido suspendido originalmente a tres partidos, pero a través de una apelación el castigo le fue reducido a un encuentro, para disgusto de los Chargers.

"Como les dije a ustedes cuando regresé de mi suspensión, mis metas siguen siendo las mismas. No las he cambiado. Mi meta es romper todas las marcas y creo que la marca es de 21 o 22 atrapadas, así que me quedé cerca", agregó.

Y quedó más cerca de lo que pensaba, en realidad.

Las 18 atrapadas de Marshall, para un total de 166 yardas, fueron apenas dos menos que la marca de la NFL, de 20, que impuso Terrel Owens en la temporada del 2000 cuando jugaba para San Francisco ante los Osos de Chicago, y obtuvo cuatro más que la marca del equipo, que fue impuesta por Rod Smith ante Arizona en el 2001. Smith fue el capitán honorario el domingo.

En el partido, Shanahan optó por la conversión de dos puntos con 29 segundos restantes y Jay Cutler completó el pase con el novato Royal.

Denver iba detrás por 38-31. Los Broncos llegaron a la yarda uno de los Chargers, pero en tercera y gol, Cutler retrocedió para lanzar y el balón se le resbaló de las manos, antes de rebotar en el césped y ser atrapado por el linebacker Tim Dobbins.

El arbitro Ed Hochuli marcó un pase incompleto. Después de una revisión, Hochuli dijo que los Broncos conservarían el balón porque su silbatazo había puesto fin a la jugada. Los Broncos colocaron el balón en la yarda 10, dónde cayó de las manos de Cutler.

Dos jugadas más tarde Cutler completó con Royal para el touchdown que dejó el marcador en 38-37.

Pero Shanahan no intento ir por el empate, sino que mantuvo a su ofensiva en el campo. Cutler encontró a Royal una vez más en la zona de anotación para la conversión de la victoria.

En otros resultados de la jornada dominical de la NFL, Green Bay derrotó 48-25 a Detroit; Nueva York (Giants) 41-13 a San Luis; Indianápolis 18-15 a Minnesota; Oakland 23-8 a Kansas City; Carolina 20-17 a Chicago; Washington 29-24 a Nueva Orleáns; Tenesí 24-7 a Cincinnati; Buffalo 20-16 a Jacksonville; San Francisco 33-30 a Seattle en tiempo extra; Tampa Bay 24-9 a Atlanta; Nueva Inglaterra 19-10 a Nueva York (Jets); Arizona 31-10 a Miami y Pittsburgh 10-6 a Cleveland.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.