China casi inalcanzable en el medallero

BEIJING (AP). A menos que ocurra algo fuera de lo común, China tiene prácticamente asegurado el dominio de los Juegos Olímpicos al sacar una ventaja de 17 medallas de oro sobre Estados Unidos cuando faltan sólo cinco jornadas de actividades deportivas.

El tan anunciado repunte de Estados Unidos en el atletismo no se materializó, al menos hasta ahora, por culpa el fracaso de varias de sus figuras. China, en cambio, siguió sumando oros en la gimnasia, donde el martes cosechó tres, más otro en los clavados, una disciplina en la que barrió con las seis doradas que han sido repartidas.

La decimoprimera fecha en Beijing repartió 20 oros, y China y Estados Unidos embolsaron cuatro cada uno. Gran Bretaña continuó con su excelente olimpiada y también hizo entonar su himno en cuatro ocasiones, dos en el ciclismo.

China tiene 43 medallas de oro, 11 más que su mejor total logrado hace cuatro años en Atenas. Supera a Estados Unidos por 17, mientras que los británicos marchan terceros con 16. En totales, los norteamericanos suman 79 (26 oros, 26 platas, 27 bronces), los asiáticos 76 (43-14-19) y Rusia 42 (10-14-18).

No es imposible que Estados Unidos recupere el terreno perdido, pero sí poco probable. Todavía quedan 97 medallas de oro por repartirse hasta el cierre de los juegos el domingo, entre ellas 24 en el atletismo, por lo que la delegación estadounidense tendría que realizar una remontada histórica y China colapsar de forma estrepitosa.

De nuevo, algo poco probable, y más aún si se toma en cuenta que el atletismo estadounidense no ha dominado como en competencias anteriores.

Para muestra, un botón: la gran favorita en los 400 metros, Sanya Richards, el martes terminó tercera detrás de la ganadora del oro británica Christine Ohuruogu y la jamaiquina Shericka Williams. Tyson Gay, llamando a pelear por el oro en los 100, ni siquiera llegó a la final que ganó en tiempo récord hace unos días el jamaiquino Usain Bolt.

El único oro de Estados Unidos el martes en el Nido de Pájaros fue el de Dawn Harper en los 100 metros con vallas femeninos. Rashid Ramzi le dio la primera presea dorada en la historia de Bahrein en el atletismo al ganar los 1.500 metros; el estonio Gerd Kanter triunfó en el lanzamiento del disco y el ruso Andrey Silnov el salto alto.

Henry Cejudo, un hijo de inmigrantes mexicanos, ganó otro oro para Estados Unidos en la división de 55 kilos de la lucha libre; Anna Tunnicliffe, una británica naturalizada estadounidense, se impuso en la categoría laser de la vela y Shawn Johnson dominó la barra de equilibros, la única final de la gimnasia que los chinos no ganaron el martes.

Li Xiaopeng (barras paralelas), Zou Kai (barra fija) y Lu Chunlong (trampolín) depositaron monedas de oro de la gimnasia en la cuenta de China, al igual que He Chong en los clavados desde tres metros. Los clavadistas locales esperan arrasar con las dos finales que restan.

Gran Bretaña nuevamente fue reina del velódromo con las victorias de Chris Hoy y Victoria Pendleton en las pruebas de velocidad masculina y femenina, respectivamente. Argentina le arruinó el día, y de paso exhibió su primer oro, con el triunfo de Juan Curuchet y Walter Pérez en el madison.

Paul Goodison ganó el otro oro británico en la categoría laser masculina de la vela, en la que el argentino naturalizado italiano Diego Romero quedó tercero.

Alemania celebró dos títulos en el levantamiento de pesas y el triatlón, Rusia ganó uno en la lucha, y HOlanda otro en la equitación.

En el fútbol, Argentina derrotó 3-0 a Brasil y avanzó a la final masculina, donde enfrentará a Nigeria, que aplastó 4-1 a Bélgica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.