China realiza toques finales a un mes de los JJOO

BEIJING (AP). A un mes de los Juegos Olímpicos, es hora de que China cumpla con las promesas que realizó hace siete años cuando el COI le otorgó la justa a Beijing.

Ese fue el mensaje del martes de Hein Verbruggen, uno de los máximos dirigentes del Comité Olímpico Internacional que ha supervisado los preparativos de China para organizar los juegos.

Hay tres preocupaciones antes de la inauguración el 8 de agosto: la asfixiante contaminación del aire en Beijing, la libertad de prensa, y terminar de construir dos líneas del metro y una de tren. Las 31 instalaciones deportivas fueron completadas hace meses.

"Se está terminando el tiempo de los preparativos", dijo Verbruggen, al hablar en la inauguración del centro de prensa y del centro de transmisiones de televisión. A unos pocos metros estaba Liu Qi, el secretario del Partido Comunista de Beijing y presidente del comité organizador local.

La ceremonia estuvo envuelta por un denso manto gris de contaminación, que rozaba el piso y limitaba la visibilidad a apenas unos cuantos cientos de metros. La oficina de protección ambiental de Beijing, que alega que la ciudad tiene unos 260 días de "cielos azules" al año, calificó la calidad del aire como "buena".

"Llegó la hora de trabajar", indicó Verbruggen. "Y eso significa que tenemos que presentar resultados a todas las partes involucradas, incluyendo a la prensa".

Los juegos servirán para que China luzca ante el mundo su poder económico y crecimiento. El país ha gastado unos 40.000 millones de dólares en infraestructura y preparativos.

Los seis últimos meses han sido algo problemáticos desde el punto de vista de la imagen de China en el resto del mundo, aunque el orgullo nacionalista en los juegos sigue fuerte.

Steven Spielberg se retiró en febrero de su papel como asesor artístico, citando las políticas chinas en Darfur. En marzo, los disturbios en el Tíbet produjeron protestas pro-tibetanas durante el relevo de la antorcha olímpica alrededor del mundo. Y el 12 de mayo, un fuerte terremoto dejó a casi 70.000 muertos en el centro de China.

Algunos de estos temas serán olvidados si China domina la tabla de medallas, y las impresionantes instalaciones opacan las preocupaciones políticas. Las líneas del metro y de tren están un poco atrasadas, pero deben estar listas este mes.

Verbruggen describió las instalaciones y la organización en Beijing como excelentes, aunque reconoció que "falta resolver una pequeña cantidad de problemas".

"Aquí en la capital china uno puede sentir la emoción y la anticipación", dijo. "La ciudad se siente lista, se ve lista, con las impresionantes instalaciones ya completadas".

Se supone que la contaminación del aire sea controlada con un plan temporero que comienza el 20 de julio, que sacará de circulación unos dos millones de vehículos. El plan también contempla el cierre de fábricas en Beijing y provincias aledañas.

Uno de los principales problemas podría ser la libertad de prensa, un tema que será discutido el miércoles en una reunión entre el COI, los organizadores locales, y los dueños de los derechos de transmisión.

"Creo que la libertad para reportar será un problema para todos", dijo Johannes Hano, jefe de la oficina de Asia del este de la cadena alemana ZDF. Hano dijo que una entrevista en vivo desde la Gran Muralla fue interrumpida la semana pasada por la policía.

"Te detienen aunque tengas permiso. Será el principal problema. No hay libertad de prensa como prometieron", indicó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.