Contador se declara "víctima" de "contaminación alimenticia"

PINTO (AFP). El ganador del Tour de Francia 2010, el español Alberto Contador, se declaró este jueves "víctima" de una "contaminación alimenticia" por una carne que comió, tras serle detectado un resultado "anormal" de clembuterol en la ronda francesa.

"Es un caso de contaminación alimenticia en el que soy la víctima", afirmó el ciclista español durante una rueda de prensa en Pinto, su ciudad natal, en las afueras de Madrid.

Contador relató que el positivo es consecuencia de haber comido una carne que le llevaron de España la víspera y el mismo día del control, en el que se le detectó "una millonésima parte de clembuterol".

Esta detección tuvo lugar el pasado 21 de julio, en el segundo día de descanso de la ronda francesa, en Pau (sudoeste).

El ciclista insistió en que el pasado 24 de agosto, la Unión Ciclista Internacional (UCI) le comunicó el positivo, y el 26 se reunió con "el grupo médico de la UCI, hablamos largo y tendido sobre como había sucedido todo, la propia UCI delante mía afirmó que era un caso de contaminación alimenticia".

Contador, con la voz entrecortada y realmente indignado, en ocasiones casi al borde de las lágrimas, afirmó que "estoy triste, decepcionado, pero con la cabeza bien alta porque puedo hablar alto y claro", antes de insistir en que se trata "de un auténtico error".

El ciclista insistió en que el clembuterol es "una sustancia que no sirve para aumentar rendimiento, y en esa cantidad es completamente insignificante para hacer cualquier mejora física".

Contador reveló que cinco corredores, incluido él mismo, comieron esa carne, pero que el día del análisis, al único de sus compañeros de equipo al que se le hizo un control fue al kazajo Alexander Vinokourov que no comió esa carne ni la víspera ni el día del control, tal como hizo el ciclista español.

"El único corredor que ha pasado control fue Vinokourov, que no pudo comer la carne, y como el día de descanso, no la ingirió, no había probado esta carne, el resto de corredores que sí probó esta carne no pasó ninguno control", insistió Contador, que incluso, cuando su jefe de prensa daba por finalizado su intervención, él decidió seguir a disposición de los periodistas.

"Puedo ir con la cabeza bien alta, ni me voy a esconder, ni voy a hundirme, porque puedo hablar de cualquier cosa", dijo el corredor español, que confió en que el asunto se resuelva lo antes posible.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.