Creyeron que choque de Woods era violencia doméstica

ORLANDO, Florida (AP). El personal de la ambulancia que atendió a Tiger Woods cuando el golfista chocó su camioneta no permitió que su esposa viajara con él al hospital porque pensaron que se trataba de un caso de violencia doméstica, según los documentos divulgados el viernes por la policía de autopistas de Florida.

Sin embargo, un patrullero que atendió el caso dijo no sabe de dónde sacó esa información el personal de la ambulancia porque nunca la escuchó de alguna otra persona en la escena del accidente.

El informe también revela que la esposa de Woods, Elin, le entregó dos frascos de pastillas para el dolor a los patrulleros después del choque del 27 de noviembre a las afueras de la casa de la pareja cerca de Orlando.

Woods chocó su camioneta con una toma de agua y un árbol a las 2:30 a.m. y los oficiales lo encontraron tirado en el piso. La camioneta tenía una ventana rota y la pareja le dijo a los agentes que Elin la rompió con un palo de golf para abrir la puerta y sacar al golfista.

Woods ha negado vehementemente que su esposa le haya pegado. El choque desembocó en la divulgación de numerosos amoríos por parte de Woods.

Woods fue acusado de manejar de forma temerosa y recibió una multa de 164 dólares.

Desde entonces no ha vuelto a jugar golf profesional, y el mes pasado ofreció un mensaje por televisión para disculparse con su esposa, familiares y fanáticos.

El informe señala que el hospital Health Central, que atendió a Woods después del choque, rehusó entrar los resultados de las pruebas de sangre a los investigadores sin una orden judicial. La fiscalía en Orlando tampoco solicitó una, alegando que no había suficiente evidencia de que se hubiera cometido algún delito.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.