Davis: Argentina espera a España con la guardia alta

BUENOS AIRES (AP). El técnico de Argentina, Alberto Mancini, dijo hoy martes que su equipo deberá estar concentrado al máximo para el choque con España entre este viernes y el domingo por la final de la Copa Davis.

La ausencia en España de Rafael Nadal, número uno del mundo, parece haber inclinado la balanza del lado de los argentinos, pero Mancini advirtió que "no hay que relajarse".

"Aún sin Nadal, España es un equipo fuerte", dijo Mancini en reunión de prensa en la ciudad de Mar del Plata, escenario de la final a unos 400 kilómetros al sur de la capital argentina. "Estamos bien, el equipo está muy bien con tranquilidad y mucha motivación.

Mancini recordó que la baja de Nadal por una tendinitis en su rodilla derecha "se dio con mucho tiempo de anticipación y al principio obviamente fue una noticia que puede haber quitado de pimienta a la serie. Pero la motivación de ganar la Davis sigue intacta".

La serie se jugará sobre una superficie veloz en el estadio cerrado Malvinas Argentinas, ante unas 9.800 personas. Los argentinos eligieron ese piso y no la arcilla, donde son maestros al igual que los españoles, para incomodar a Nadal y compañía.

Pero la ausencia de "Rafa" generó cabildeos entre los propios jugadores, que perdieron varios días ensayando para encontrar el punto justo a sus preferencias.

Mancini dijo que el tema de la cancha "llegó un par de días más de lo esperado, pero logramos el punto que queríamos".

"Hoy tenemos una cancha en la cual los chicos se sienten cómodos y estamos conformes", dijo el "Luli" Mancini en la reunión en la cual estuvieron los integrantes de la "Legión" argentina.

Sobre la localía, el técnico destacó que "es un factor importante e incluye mucho".

La localía es de tal importancia que España ganó dos finales en casa, en 1981 y 2004 y perdió otras tres en todos los casos como visitante. Argentina, por su parte, llegó a dos finales fuera de casa y las perdió ambas, en 1981 con Estados Unidos y en 2006 con Rusia.

Mancini dijo que Juan Martín del Potro (9) y David Nalbandian (11) jugarán en individuales, pero el doble dependerá "de los resultados e intensidad y duración de los partidos. Ahí tomaré una decisión".

José Acasuso (48) y Agustín Calleri (60) estarían en el doble o quizás lo haga Nalbandian con alguno de ellos.

Mancini dijo que "todos los puntos son ganables, tenemos un equipo muy profesional que puede pretender cada uno de los puntos".

Ante una pregunta, dijo que hay que tener cuidado con el español David Ferrer, al que calificó como "un jugador muy sólido y con mucho estado físico".

Nalbandian, por su parte, recalcó que Argentina va a jugar "los cinco puntos más importante de su historia. Es una oportunidad única" de ganar la Ensaladera de Plata por primera vez.

Lamentó la baja de Nadal porque "es un amigo y perderse una final de la Davis no es nada lindo; es una lástima que no venga".

"Sin Rafa las cosas cambian un poco, pero seguimos enfocados en lo que tenemos que hacer para ganar la serie; no importa quien esté enfrente", dijo Nalbandian, quien desde su debut en la Davis en 2002 jugó 20 partidos en individuales, con 16 victorias y cuatro derrotas.

Del Potro relativizó quejas de los españoles en el sentido de que la superficie estaba irregular y que la pelota no picaba bien en algunas partes.

"La cancha está muy bien, el pique es normal en este tipo de superficie y yo no sentí nada raro", dijo "Delpo" de 20 años, quien le acaba e quitar a Nalbandian el reinado de número uno del tenis argentino.

Sobre si prefiere jugar el viernes con Fernando Verdasco o Feliciano López (uno de los dos será el singlista de España además de Ferrer), dijo que "en definitiva me da lo mismo", aunque luego se inclinó por Verdasco porque "juega más de fondo y me conviene un poquito más".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.