Djokovic: "juegue contra el que juegue, será una final igualada"

Londres (EFE). El nuevo número uno del tenis mundial y finalista en el torneo de Wimbledon, Novak Djokovic, afirmó hoy que la final del domingo será "muy igualada" tanto si juega contra Andy Murray como si lo hace frente a Rafael Nadal, defensor del título.

"Si juego contra Rafa, no tengo nada que perder. Saldré a la pista y seré agresivo. Intentaré romperlo porque no quiero sentir que pierdo el control del partido", explicó en rueda de prensa Djokovic, que ha ganado al mallorquín en las cuatro ocasiones en que se ha enfrentado a él esta temporada (Indian Wells, Miami, Madrid y Roma).

Para Djokovic, una final en Wimbledon ante Nadal sería sólo otro partido más ante él, aunque, "obviamente, la superficie es distinta". "Creo que puedo ganarle", dijo Djokovic, que considera una ventaja para él jugar sobre hierba.

Si es el británico Andy Murray quien se clasifica para la final tras el partido que en estos momentos disputa ante Nadal en "semis", Djokovic cree que se encontraría con una dificultad añadida teniendo en cuenta la gran ilusión que para Murray, número cuatro del mundo, supone ganar su primer título de Grand Slam en Londres.

"Este sería el lugar perfecto para él. Está jugando increíble. En los últimos dos o tres meses, creo que ha empezado a jugar mucho mejor de lo que lo hizo en los tres o cuatro primeros del año. Y tenemos estilos de juegos muy similares", recordó Djokovic, quien considera Wimbledon su torneo "favorito".

Precisamente haber alcanzado el primer puesto del ránking de la ATP en Wimbledon al mismo tiempo que se colocaba por primera vez en la final del All England Club ha sido, para Djokovic, "un sueño hecho realidad".

"Es alucinante. Cuando he terminado el partido no sabía mostrar mis emociones. Estaba muy feliz. Éste es uno de esos momentos que no puedes describir con palabras. Recuerdas toda tu carrera, toda tu infancia y todo lo que has trabajado", señaló el tenista serbio, de 24 años.

Tras vencer hoy en semifinales al francés Jo-Wilfried Tsonga, al que describió como uno de esos jugadores que "se alimentan de la energía del público", confesó que siempre se había intentado imaginar entrando a la pista Central de Wimbledon el último domingo del torneo.

"Todos los niños tienen el sueño de hacer algo en su vida. Vivimos de esos sueños. Obviamente, he tenido siempre el gran apoyo de mi familia y la gente que me rodea, lo que me ha permitido tener la oportunidad de alcanzar el objetivo de mi vida", reflexionó Djokovic, quien comenzó a practicar el tenis en un pueblo recóndito de las montañas antes de empezar a entrenar en Belgrado.

Ya centrado en la última parte de su carrera, Djokovic reconoció que había habido ocasiones en los dos o tres últimos años en que vio muy difícil alcanzar el podio mundial del tenis, pues siempre fallaba en los partidos importantes contra Rafael Nadal o Roger Federer.

"Pero, siempre he creído en mí mismo. Tengo que decir que hubo veces en que me cuestioné, pero siempre me repuse porque la confianza era muy fuerte", destacó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.