EU gana relevo 4X100 en mundial de Roma

ROMA (AP). Michael Phelps y los estadounidenses volvieron a superar a Francia en los relevos y, al igual que en los Juegos Olímpicos de Beijing, el mejor nadador del mundo obtuvo ayer domingo una gran ayuda de sus compañeros.

Phelps salió primero en los relevos de 400 metros estilo libre, el primer evento en que participa en los campeonatos mundiales de natación en Roma, pero entró tercero cuando fue relevado por Ryan Lochte.

Lochte se mantuvo firme ante el francés Alain Bernard mientras la sorprendente Rusia se metía en la pelea. Matt Grevers hizo su parte en el tercer tramo, y Nathan Adrian selló el triunfo para Estados Unidos con un gran desempeño, superando a los rusos y conteniendo al favorito Francia para ganar en tres minutos y 9,21 segundos.

Phelps festejó a la orilla de la piscina, y luego se inclinó para felicitar a Adrian, cuyo cierre hizo recordar el sorprendente final de Jason Lezak en los Juegos Olímpicos, cuando de alguna forma persiguió a Bernard para mantener a Phelps encaminado a alcanzar su récord de ocho oros.

"Cuando acudimos a una competencia tenemos la meta de ganar los tres relevos, y creo que esta es una forma perfecta de concluir el primer día", dijo Phelps. "En los relevos se compite como equipo, y creo que los cuatro hicieron una gran carrera".

"Para ser honesto, al llegar a este relevo me sentía como un niño entre hombres", dijo Adrian. "Todos estos compañeros se han labrado grandes nombres, han ganado medallas individuales en las Olimpiadas, y me colocaron en la última etapa, por lo que me sentía algo presionado".

En esta ocasión Francia ni siquiera obtuvo la plata. Los rusos llegaron segundos con un tiempo de 3:09.52, mientras que los franceses quedaron relegados al bronce con 3:09.89.

Brasil estuvo muy cerca de ganar una medalla en la final de los relevos de 4x100, pero al final se debió conformar con un insatisfactorio cuarto lugar.

Los brasileños eran considerados entre los favoritos por haberse clasificado en la semifinal en el primer lugar con un tiempo de 3 minutos, 11 segundos y 26 centésimas. En la final, en cambio, tuvieron 3 minutos, 14 segundos y 45 centésimas.

Phelps tuvo el peor tiempo entre los estadounidenses, de 47,78. Lochte registró 47,03, Grevers cronometró 47,61 y Adrian _que este mes ganó los 100 metros estilo libre en el campeonato nacional estadounidense_ cerró con el mejor tiempo de todos los que estaban en la alberca, 46,69.

En la cálida noche de verano en el Foro Itálico, Estados Unidos logró conservar su título en el relevo sin fijar un récord mundial. En la primera noche de pruebas cayeron media docena de marcas, dos de ellas en heats de semifinales y dos más en una carrera, una sorprendente cifra que muestra que prácticamente cualquier récord corre peligro de ser superado en este torneo de ocho días.

Parece que esos trajes de baño de alta tecnología van a cantar victoria una última vez. La Federación Internacional de Natación (FINA) los prohibió a partir del 2010 debido a que cree que han incrementado la flotabilidad y han mejorado la resistencia, permitiéndole a los nadadores deslizarse literalmente por encima del agua.

Es difícil argumentar lo contrario, ya que se rompió récord tras récord, incluyendo una marca icónica en los 400 metros estilo libre que desde hace siete años pertenecía al australiano Ian Thorpe. El alemán Paul Biedermann derribó al "Thorpedo".

"Espero que no olvidemos a Ian Thorpe ahora que ya no está en la tabla de récords", dijo Bob Bowman, entrenador de Phelps y también a cargo el equipo varonil estadounidense. "Fue uno de los máximos campeones y realmente revolucionó este deporte en los últimos 10 años. Como que Michael retomó las cosas donde (Thorpe) comenzó y (Phelps) las continuó".

Una marca incluso más antigua establecida por Inge de Bruijn, que había resistido la prueba del tiempo desde las Olimpiadas de Sydney en el 2000, también cayó. La sueca Sarah Sjostrom la hizo añicos en la semifinal de los 100 metros mariposa.

La multitud italiana prorrumpió en vítores cuando Federica Pellegrini se convirtió en la primera mujer en romper la barrera de los cuatro minutos en los 400 metros estilo libre.

"Sabía que iba a terminar en primer lugar porque no vi a nadie a mi alrededor", afirmó. "Pero no sabía del récord mundial hasta que me detuve y volteé a mirar".

Dara Torres, de 42 años, nadó el relevo para las estadounidenses, pero ya tenían un retraso de más de dos segundos cuando ella se arrojó al agua en la segunda etapa. Estados Unidos terminó cuarto.

En la primera sesión dominical, el campeón mundial y olímpico, Park Tae-hwan, sorprendentemente no logró clasificarse para la final de 400 metros de estilo libre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.