Eagles y Bengals, el 1er empate en la NFL en 6 años

CINCINNATI (AP) Donovan McNabb esperaba seguir jugando hasta que alguien anotara, sin importar cuánto tardara. Misericordiosamente, los reglamentos de la NFL establecen un límite de tiempo a los partidos horrendos.

Eagles 13, Bengals 13. No podía haber terminado de otra manera.

McNabb soltó una vez el balón y sufrió tres intercepciones en el tiempo regular del partido del domingo, y los Bengals echaron a perder la única oportunidad de anotación del tiempo extra. Así, se observó el primer empate de la NFL en seis años.

El pateador de Cincinnati, Shayne Graham, falló un intento de gol de campo de 47 yardas cuando restaban siete segundos del tiempo extra, cayendo al terreno mientras el balón se desviaba unos centímetros hacia la derecha.

"Terrible", comentó el mariscal de campo de los Bengals Ryan Fitzpatrick.

Nadie estaba más sorprendido que McNabb de que el juego terminara tan pronto: 3:46 horas después de la patada de salida. El mariscal de campo con 10 años en la liga pensaba que el partido seguiría hasta que alguien anotara, como si fuera un duelo de la postemporada.

"No sabía eso", dijo McNabb, quien tuvo un papel protagónico para que el encuentro se mantuviera empatado. "Nunca he sido parte de un empate. Ni siquiera sabía que estaba en el reglamento. Yo estaba esperando con ansia obtener la oportunidad de salir y tratar de conducir la ofensiva para ganar el partido. Pero desafortunadamente debido a los reglamentos nos quedamos con un empate", agregó.

Se trató de la primera igualada en la NFL desde el 10 de noviembre del 2002, cuando los Falcons y los Steelers terminaron 34-34. En aquella ocasión, los mariscales de campo Michael Vick y Tommy Maddox empataron en pases.

En éste, los adversarios igualaron en metidas de pata.

Los Eagles (5-4-1) no han podido ganar un partido cerrado esta temporada, con un récord de 0-4 y un empate en duelos decididos por menos de un touchdown.

McNabb tuvo mucho que ver en el resultado de este encuentro al empatar su récord de tres intercepciones y permitir con sus errores que Cincinnati (1-8-1) anotara 10 puntos.

Cada equipo tuvo tres oportunidades en el cuarto adicional de 15 minutos, pero sólo los Bengals (1-8-1) se acercaron suficiente para intentar un gol de campo.

El empate no fue el único resultado extraño que se dio en la jornada. De hecho, nunca en la historia de la NFL hubo un partido como el que disputaron los Steelers y los Chargers.

El resultado de 11-10 en favor de los Steelers fue sin embargo algo normal, pues San Diego nunca ha ganado un partido de la temporada regular en Pittsburgh.

Ben Roethlisberger se mantuvo alejado de los errores que les costaron a los Steelers sus últimos dos partidos en casa, Willie Parker corrió para una ganancia de 115 yardas, y el tercer gol de campo de Jeff Reed _de 32 yardas con 11 segundos por jugar_ permitió que Pittsburgh remontara.

Es la primera ocasión en la historia de la NFL en que se presenta un marcador final de 11-10, y estuvo en peligro cuando Troy Polamalu, de Pittsburgh, realizó un regreso de patada de 12 yardas en la última jugada para un aparente touchdown.

Pero la jugada se anuló tras revisar la repetición debido a un pase ilegal hacia adelante, y prevaleció el marcador de 11-10.

Después del partido, el árbitro Scott Green dijo que él y sus colegas se dieron cuenta posteriormente que el touchdown sí debió contar. Sin embargo, el error simplemente privó a los Steelers de un triunfo más claro.

"Fue un partido loco", dijo el receptor de Pittsburgh, Hines Ward. "Definitivamente tenemos que trabajar en nuestro ataque. Pero en el deporte, la diferencia más importante es ganar o perder, y nosotros ganamos".

Lo único perfecto en un día helado con nieve, en el que el clima y las ofensivas fueron igualmente espantosos, fue el récord de San Diego en temporada regular visitando a Pittsburgh. Pero nadie desearía esa "perfección" de 0-13.

En cambio, la perfección de los Titans es envidiable.

Con ventaja o sin ella; en casa o como visitantes; con titulares o con jugadores de reserva. Sin importar la situación, Tenesí sigue encontrando formas para ganar.

Y permanece invicto.

Kerry Collins lanzó tres pases para anotación, Albert Haynesworth dominó en la defensiva nuevamente y los Titans pusieron su foja en 10-0 al vencer el domingo por 24-14 a los Jaguars de Jacksonville (4-6).

Tenesí se recuperó de una desventaja de 14-3 en el intermedio, tuvo un buen aporte de su cornerback Chris Carr, y amplió su récord de la franquicia, de más triunfos seguidos en la campaña regular, a 13.

En otros partidos, los Broncos de Denver superaron por 24-20 a los Falcons de Atlanta; los Dolphins de Miami ganaron 17-15 a los Raiders de Oakland; los Packers de Green Bay humillaron 37-3 a los Bears de Chicago; los Giants de Nueva York derrotaron 30-10 a los Ravens de Baltimore; los Colts de Indianápolis vencieron 33-27 a los Texans de Houston, y las Panthers de Carolina se impusieron 31-22 a los Lions de Detroit.

Además, los Saints de Nueva Orleáns vencieron 30-20 a los Chiefs de Kansas City; los Buccaneers de Tampa Bay superaron 19-13 a los Vikings de Minnesota; los Cardinals de Arizona se impusieron 26-20 a los Seahawks de Seattle, y los 49ers de San Francisco doblegaron 35-16 a los Rams de San Luis.

Por la noche, los Cowboys de Dallas enfrentaban a los Redskins de Washington.

La jornada comenzó el jueves, cuando los Jets de Nueva York ganaron 34-31 a los Patriots de Nueva Inglaterra en tiempo extra. Concluirá el lunes, con el duelo entre los Browns de Cleveland y los Bills de Buffalo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.